Entrevista a Fernando de Villena

Villena

Publicada originalmente en Sub Urbano magazine

Hace pocas semanas conocí a Xaverio, pintor, escultor y escritor granadino que viajó a Taos para hacer  una exposición de su obra en varias galerías, tanto locales como en Santa Fe. Xaverio ofreció una charla interesantísima sobre el movimiento de la Estética Cuántica, del que forma parte también Fernando De Villena, que hoy comparte sus experiencias con los lectores de Sub Urbano.

Fernando De Villena es doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Granada y miembro de la Academia de Buenas Letras de Granada. Vive en esta ciudad y es profesor de Literatura Española. Su obra literaria se caracteriza por la perfección formal de la estética del Siglo de Oro y por la influencia de tendencias más modernas como la Estética Cuántica. Ha publicado más de doce novelas, entre ellas “El hombre que delató a Lorca,” “Sueño y destino” e “Iguazú,” así como numerosos poemarios y  libros de crítica literaria. Entre los premios obtenidos se destaca el “Ibn Gabirol” por “Los siete libros del Mediterráneo”, publicado por Ediciones Evohé y el Premio de la Crítica Andaluza, 2009 por “El testigo de los tiempos” (Editorial “Quadrivium”, Girona, 2008.)

Teresa Dovalpage: Hace unas pocas semanas falleció en Granada Gregorio Morales, uno de los grandes teóricos del movimiento de la Estética Cuántica, al cual perteneces también. ¿Cómo ha incluido este movimiento en tu obra?

Fernando De Villena: A principios de los años 90 del pasado siglo surgió una rebelión contra la literatura oficial española, una literatura realista y ramplona que estaba siendo amparada por el dinero público. Esa rebelión se concretó primero en la llamada Poesía de la Diferencia. Pero ese movimiento contra la clonicidad literaria y contra la injerencia política en la vida cultural corría el riesgo de la dispersión por carecer de un corpus teórico que juntase Misterio más Diferencia. Y entonces fundamos el Salón de Independientes y el grupo de Estética Cuántica que ampliaban la rebelión de los poetas de la Diferencia incluyendo también narradores, pintores, articulistas, etc. Mi obra está marcada por esas dos claves: Misterio más Diferencia.

Teresa Dovalpage: Y son dos claves que dan mucho espacio al juego de la imaginación… Ahora, ¿se planea algún homenaje a Gregorio Morales en el futuro en Andalucía?

Fernando De Villena: En el mes de octubre se rendirá un multitudinario homenaje a Gregorio Morales, el autor que puso en marcha y teorizó la Estética Cuántica y luego la ejemplificó en textos de diversos géneros literarios. Además, en la Academia de Buenas Letras de Granada preparamos otro homenaje paralelo y también hay prevista una exposición de pintura y escultura cuánticas.

Teresa Dovalpage: Muy merecido el homenaje. ¡Cómo me gustaría estar allí! Entonces, ¿sigue vivo y coleando el movimiento cuántico en España?

Fernando De Villena: Pese a los esfuerzos de la literatura oficial española por silenciar a la Poesía de la Diferencia, al Salón de Independientes y a la Estética Cuántica, todo ello se abre paso cada vez con más intensidad y despierta el interés de las generaciones más jóvenes.

Teresa Dovalpage: Lo mismo pasa por este lado del mar. ¿Y cómo ves el panorama literario en España en estos momentos?

Fernando De Villena: La corriente oficial, aburrida, ombliguista y superficial y las pésimas leyes educativas de las tres últimas décadas han alejado a muchos lectores de la literatura española contemporánea, pero cada vez existen más cenáculos donde se busca esa otra literatura diferente e inquietante que, por lo general, durante esta época de severo control ideológico, ha tenido que refugiarse en editoriales minoritarias.

Teresa Dovalpage: Hablando de editoriales, has publicado electrónicamente tu novela Iguazú con la editorial TransBooks. ¿Qué piensas del método digital?

Fernando De Villena: Creo que las ediciones digitales ofrecen unas facilidades extraordinarias para conseguir el texto apetecido en sólo unos minutos. Y eso es maravilloso.

Teresa Dovalpage: Y se puede poner la letra más grande, lo que constituye un beneficio inmenso para los ojos cansados…como los míos. ¿Prefieres, personalmente, los libros electrónicos a los tradicionales impresos en papel, te gustan ambos o no tienes preferencias?

Fernando De Villena: Tengo dos hermanos. Uno de ellos también es novelista; el otro es bibliófilo y librero anticuario. Nuestra vida, desde niños, se ha desarrollado en el culto al libro en papel. Me encanta el tacto y hasta el olor de los libros, y, desde luego, los prefiero a las ediciones digitales. Pero yo lo acepto todo, ediciones en papel y digitales, siempre que exista calidad literaria.

Teresa Dovalpage: Sí, el olor de los libros es algo muy especial. Pero ni modo… ¡contenido sobre forma! Pasando a tu obra publicada, si tuvieras que escoger un solo volumen ¿cuál sería y por qué? Detesto que me hagan esta pregunta, pero soy tan maldita que se la zumbo a los demás…

Fernando De Villena: Mi obra más rotunda en verso es la titulada “Los siete libros del Mediterráneo” porque está escrita en un momento de plenitud vital y espiritual y supe trasmitirlo en la escritura. Y mi novela más ambiciosa y lograda es “Mundos cruzados”, donde explico hasta qué punto se complementan la América Latina y España.

Teresa Dovalpage: ¡Espero leerlas pronto! Dime una cosa, en tu actividad literaria, el poeta, el novelista y el crítico ¿cómo influyen el uno en el otro? ¿O se dejan en paz, compartiendo el terreno mental?

Fernando De Villena: Todos los géneros se complementan y más ahora que se están derrumbando las fronteras entre unos y otros. Hay espléndidos poemas narrativos u otros críticos contra el poder o contra la mala literatura, y un oreo poético viene muy bien de cuando en cuando en medio de las novelas.

Teresa Dovalpage: Claro, que en la variedad está el gusto. ¿En qué libro estás trabajando en estos momentos?

Fernando De Villena: Al presente estoy escribiendo una novela sobre el maleficio de algunos objetos, en concreto el de un cuadro. Siempre me ha resultado curioso el hecho de que una joya, una estatua, una medalla… pueda traer la suerte o la mala suerte a sus poseedores. Y es que, como la Cuántica nos enseña, materia y espíritu se encuentran muy vinculados.

Teresa Dovalpage: Sin dudas, las malas vibras (¡y las buenas también!) existen. Y para terminar, un consejo para quienes decidan internarse en este camino largo y tortuoso, como dirían Los Beatles, de la literatura…

Fernando De Villena: A quienes comienzan a escribir, yo les recomendaría que olvidasen la idea de lograr dinero con la Literatura. Que se busquen otra manera de ganarse la vida y que además escriban. Gabriel Miró decía que “La Literatura nos da tanto, que pedirle además dineros es una grosería”. Y desde luego recomiendo también a los nuevos escritores que empiecen por leer a los clásicos.

Teresa Dovalpage: Voy a poner esa frase de Gabriel Miró en un sitio bien visible de mi oficina. Muchas gracias, Fernando, por acceder a esta entrevista. ¡Y nos veremos en Granada!

Anuncios