Archivo mensual: marzo 2011

EDITORIAL EVEREST


EVEREST DIRECTO. GRUPO EVEREST DE COMUNICACION
Editorial: Everest
Sitio en la red http://www.everest.es/
Dirección electrónica de contacto: Llenar el formulario en el sitio en la red http://www.everest.es/
País: España

Entrevista a Raquel López Varela, Directora de Publicaciones

Teresa Dovalpage: El Grupo Everest tiene una bien ganada reputación por publicar obras de una gran variedad de géneros (diccionarios y enciclopedias, manuales de enseñanza, obras de turismo, gastronomía, literatura infantil…) ¿Es necesario que un escritor venga ya con “un nombre,” o que haya publicado algo con anterioridad para que pueda publicar con ustedes?

Raquel López Varela: Nosotros aceptamos originales de todo tipo de autores y nacionalidades y no es necesario que hayan publicado antes para que leamos sus novelas.

Teresa Dovalpage: ¡Excelente noticia para nuestros alumnos! Veo que publican libros bilingües…Soy bajito, I am short, de Ana Galán, me parece un título delicioso. ¿Están interesados en adquirir manuscritos bilingües en estos momentos? Si lo están ¿de qué extensión, aproximadamente?

Raquel López Varela: Generalmente aceptamos originales bilingües para primeros lectores. Textos muy, muy cortos con estructuras gramaticales sencillas que generalmente ilustramos mucho. Similares al que usted menciona.

Teresa Dovalpage: En la convocatoria al premio Leer es Vivir, en la categoría infantil

http://www.leeresvivir.com/pdf/bases/bases10.pdf<http://www.leeresvivir.com/pdf/bases/bases10.pdf>

noto que aceptan obras de teatro. ¿Publica Everest obras de teatro con regularidad, aparte de la ganadora de esta convocatoria? ¿Les interesan, también, obras bilingües?

Raquel López Varela: Hemos hecho teatro, pero no es mucho el fondo que tenemos dentro del conjunto del catálogo. Durante varios años apoyamos bastante el teatro con obras para distintas edades acompañadas de material complementario y, de vez en cuando, completamos nuestra oferta con alguna obra nueva, pero no todos los años publicamos algo, depende de las obras recibidas. Por ahora no hemos hecho ninguna bilingüe. Siguiendo la premisa de que sean para los más pequeños, quizá pudiéramos aceptar alguna.

Teresa Dovalpage: ¡Perfecto! Aquí en Nuevo México ha habido recientemente una explosión de teatro infantil bilingüe… ojalá que alguien se anime a participar. Ahora, cuando les llega un manuscrito de un autor novel o no muy conocido,  ¿qué proceso siguen para aceptarlo o rechazarlo? ¿Cuánto tiempo, aproximadamente, toma la decisión?

Raquel López Varela: Pues aproximadamente el mismo proceso que si el autor es conocido aunque, los autores que ya tienen obras publicadas con Everest, tienen preferencia y, en algunos casos, sus originales que ya se leen directamente en la editorial y no pasan la criba de lectores especializados que nos ayudan en esta tarea. Lo normal es que lectores que trabajan para nosotros de forma constante y conociendo nuestros criterios y nuestro catálogo, preseleccionen las obras que después ya leen los distintos editores de la casa. Si la calificación de los lectores no es suficiente, ya no seguimos adelante y enviamos la respuesta al autor. Si la calificación es buena se prepara un informe, se lee por el editor y se plantea a un comité de publicaciones que toma la decisión definitiva. La decisión suele tardar entre 5 y 6 meses porque recibimos muchos originales, no solo de autores en lengua española sino también de editores extranjeros.

Teresa Dovalpage: ¿Cuáles de sus últimos libros publicados recomienda a nuestros lectores?

Raquel López Varela: Recomiendo para jóvenes, una trilogía que estamos a punto de publicar, en abril estará en las librerías, denominada “La cazadora de sueños”, de la autora Lisa Mcmann. Incluirá los títulos: “Sueña”, “Teme” y “Huye”. Ahora publicamos la primera parte, que narra la historia de una joven de 17 años que tiene el poder involuntario de entrar en los sueños de otras personas.
Para adultos recomiendo el libro “Asuntos de amor” del autor Juan Pedro Aparicio, magníficamente escrito. Una recopilación de cuentos para disfrutar de la buena literatura.

Teresa Dovalpage: La serie de Mcmann es interesantísima…Leí Wake cuando salió y me quedé fascinada con las aventuras de Jane. ¡Seguro que será un exitazo en España!  Ahora, ésta es una pregunta que detesto hacer, pero dada la situación actual no queda otro remedio… ¿están ustedes interesados en recibir nuevos manuscritos en estos momentos?

Raquel López Varela: Seguimos recibiendo manuscritos, aunque estamos controlando mucho el dinero que tenemos para la evaluación de originales para no superar la partida presupuestada. Pero sí, seguimos valorando libros y tratamos de ser muy estrictos con la selección.

Teresa Dovalpage: Muchísimas gracias, Raquel, por responder a esta entrevista. Aquí los dejo con una reseña de Asuntos de amor… ¡qué ganas da de leer el libro!

http://www.elplacerdelalectura.com/2011/02/asuntos-de-amor-juan-pedro-aparicio.html

La gema de Cubagua

“En ‘La gema de Cubagua‘, con un humor muy fresco y desenfadado, William Navarrete crea una coreografía de personajes fascinantes que nos seducen hasta dejarnos atrapados en su lectura.”

Alberto Lauro

Entrevista a William Navarrete sobre su novela La gema de Cubagua (Legua Editorial, Madrid 2011.)

Teresa Dovalpage: ¿Cuán fácil (o difícil) es el tránsito de la poesía a la prosa? Más a esta prosa tan desenfadada, tan llena de humor criollo rellollo…Yo he leído poemas tuyos antes (Lumbres veladas del Sur, por ejemplo) y el estilo es totalmente distinto. ¿Cómo conseguiste pasar de un género a otro?

William Navarrete: Son dos ámbitos muy diferentes. Lo que más me interesó en este sentido fue evitar todo giro poético o descripción que redundara en imágenes poéticas. Cuando escribí esta novela no quería expresar otra cosa que no fuera la historia propiamente dicha. Creo que lo dije en otra entrevista: esta obra es anterior a muchas de mis poesías, pues empecé a escribirla en 1999 y un año después la tenía terminada. Es más, tengo otra novela que nunca publiqué y que escribí en 1997, titulada (en aquel entonces, no sé ahora cuando la revise en qué parará) La llave del deseo. Me gusta tener siempre cosas en el tintero, pero también reservas en el gavetero.

Teresa Dovalpage: Sí, siempre viene bien tener algo en reserva… El personaje de Ana Isidora (o alguno de los que pueblan la novela) ¿está inspirado en alguien real? Confieso que he reído muchísimo con ese abogado Batules, que me recordó a un amigo, precisamente nativo de Banes….

William Navarrete:  No. Ana Isidora es una típica mujer cubana, solterona y como sucede con muchas solteras cubanas, es una señora con cierta originalidad. Es la típica “mujer quedada para vestir santos” de un pueblo de provincias. En mi familia, prácticamente en todas las ramas (o sea, entre las primas de mis abuelos, de mi madre y entre los tíos de ambas partes) hay siempre una solterona. Ana Isidora es una mujer que acaba de cumplir cincuenta años y aunque parece muy jovial hay algo en el estilo del personaje que hace que yo mismo siga situándola en mi mente con más edad de la que tiene. Creo que es porque estaba obsesionado con la idea de ambientar la novela en medio de la calma chicha de una ciudad de provincias, con vistas a crear un contraste con los acontecimientos que se desarrollarán después. Por eso necesitaba a una Ana Isidora poco activa y cuyos días corrieran idénticos unos a otros. Sin embargo, Batules sí es un personaje real. Aunque yo lo sitúo en Holguín (licencia, al fin y al cabo), era un abogado célebre de Banes y vivía en la cuadra siguiente de la de mis abuelos. Era un abogado de la Cuba de otros tiempos que había sobrevivido a la Cuba de nuestro tiempo y seguía ejerciendo su profesión. De niño yo oía siempre mencionar a Batules. Siempre había alguien en tema de divorcio o de pleito y Batules era el abogado de todo el mundo. Luego, me gustaba verlo pasar por la acera porque era regordete y lucía bonachón. Puede ser que tu amigo sea un pariente de ese Batules, pues los que llevan ese apellido en esa zona pertenecen a una misma familia.

Teresa Dovalpage:  No lo dudo, ¡incluso la descripción física concuerda! Volviendo a tu novela, la premisa, me contabas, está basada en un hecho real. ¿Dónde termina la realidad y dónde comienza la ficción en La gema de Cubagua?

William Navarrete: La premisa está basada en la famosa herencia de los González de Rivera que nada tiene que ver con la de los Manso de Contreras en Villaclara. De hecho, en 1988 se publicaron tres largos artículos en el periódico holguinero ¡Ahora! Aquí dejo el enlace de un blog que tengo de genealogías holguineras en el que pueden verse los tres artículos en cuestión publicados en ese diario y que yo conservo en París:

http://genealogiaholguinera.blogspot.com/2011/02/la-herencia-de-los-gonzalez-de-rivera.html

Esos periódicos mi abuelo Joaquín me los envió desde Banes a La Habana, en esa época, pues él estaba al corriente de todas mis búsquedas genealógicas aunque, en el fondo, nada de aquello le interesaba mucho, excepto lo de la herencia, como casi a todo el mundo. En realidad, ese tema ha sido recurrente en la vida real de los holguineros. Cuando la protagonista descubre en los archivos municipales de La Periquera aquel llamado a los descendientes del alférez de fragata Juan Francisco González de Rivera y Obeda, ha desempolvado un textico que existe en el Diario de la Marina del 1930, en el que, en plena crisis económica del machadato, algún “gracioso” puso a Holguín de vuelta y media, ofreciéndoles la posibilidad de heredar millones de libras esterlinas a condición de descender del mencionado alférez. Ese llamado del 1930 (un parrafito en una sección de aquel desaparecido diario) aparece reproducido, tal y como yo lo transcribo en la novela, en uno de los periódicos de 1988 que pueden verse en el enlace anterior.
Luego, a mediados de los 80, el tema de la herencia que nadie había podido cobrar, irrumpió de nuevo (ignoro cómo) en la vida de los holguineros de esos años. Este episodio lo viví pues ya estaba enfrascado en la confección de mi árbol genealógico. Aquella intención mía de enlazar las diferentes ramas de mi familia oriental me dio la posibilidad, desde muy joven, de recorrer pueblos de la región de Holguín en los que nunca hubiera puesto los pies si no hubiera sido porque iba a sus iglesias parroquiales buscando ancestros en los libros de bautizos y de matrimonios. Yo pasaba regularmente parte de mis vacaciones de verano en la casa de mis abuelos en Banes. Esa casa era como un faro que me orientaba en mi vida pues mi familia materna vivía en otras latitudes y, en lo que a familia se refiere, mi madre y yo vivíamos muy solos en La Habana. Ir a Banes de vacaciones (donde nací en 1968 y viví tres años hasta 1972), significaba para mí una reoxigenación total, amén de que adoraba a mis abuelos. Fue hacia 1986, aproximadamente, durante una de esas vacaciones, que me enteré del rollo de la herencia de los González de Rivera. Lo supe no por el periódico (cuyos artículos como bien se lee son ya un colofón que pretende poner fin, después de mucho tiempo de búsquedas por parte de los pretendientes al capital –medio Holguín de entonces– a todo el rumor), sino porque cada vez que solicitaba una partida de bautizo del siglo XIX o XVIII el responsable de la parroquia que fuera me preguntaba si yo también estaba enfrascado en el tema de la herencia. A mí me costaba trabajo hacer ver que la herencia me daba igual y que mi interés era puramente genealógico. O sea, que aunque con dosis significativas de ficción, la novela sí parte de un hecho absolutamente real.

Teresa Dovalpage: Y ésa es una de las características que la vuelve más sustanciosa. Las cartas juegan un papel fundamental en la trama de la obra, desde la primera que recibe Ana solicitándole un tanque de jabón líquido, hasta la de Alcibíades, el bodeguero, pasando por las de su madre, innumerables peticiones que recibe la futura heredera y las de sus hermanos en Miami. ¿Algún motivo para este énfasis en el género epistolar o sólo por las circunstancias de al trama?

William Navarrete: Creo que es algo del subconsciente pues a mí me gustaba mucho escribir cartas y recibirlas. De niño las conservaba. Todo ese periodo de mi vida está lleno de cartas y cartas iban y venían de mi casa hasta la de mis tíos y primos dispersos por el mundo, en Nueva York, Panamá, Miami, Italia, Santo Domingo, Oriente, etc. y viceversa. Es cierto que las que venían del exterior demoraban más de un mes, pero para mí eran como nuevas. Siempre me he sentido cómodo escribiendo cartas. Me parece que en la novela hay unas cinco. Cuba es uno de los pocos países del mundo en que el género epistolario ha llegado intacto al siglo XXI. Ya sabemos por qué… Yo en París, durante los últimos 20 años, he recibido y sigo recibiendo un sinnúmero de cartas de Cuba.

Teresa Dovalpage: Y si no te importa compartir algunos secretillos de tu labor literaria… ¿Cuánto tiempo te tomó escribir la novela?

William Navarrete: Exactamente un año. Tal vez menos. En la gaveta estuvo diez. Cuando salió hubo que hacer un trabajo de restauración que ni el de una momia egipcia de la primera dinastía faraónica, pues aunque en la base la historia seguiría siendo la misma ya yo no escribo ni pienso igual que hace diez años. Así que las sesiones de maquillaje hay que contarlas también en las horas de hechura.

Teresa Dovalpage: ¿Puedes escribir a la vez poesía y prosa, quiero decir, puedes trabajar en un manuscrito de ficción y en otro de poesía a la vez?

William Navarrete: Me parece que sí. Cuando se escribe un texto en prosa poética (cosa que me parece nunca he hecho) creo que lo que se está escribiendo en realidad es poesía. O sea, que la prosa pura y dura (la que no va expresamente dotada de poesía) y el ámbito poético son dos espacios con fronteras que pueden estar bien delimitadas.

Teresa Dovalpage: ¿Cuál será la próxima obra de William Navarrete?

William Navarrete: Ojalá acabe de poner el punto final al libro de genealogías fundacionales de Oriente, que lleva 25 años de búsquedas en archivos, parroquias, entrevistas, etc. Todavía me siguen llegando de Cuba copias y fotos de documentos. Esto no se acaba nunca. Será ése un libro histórico, no una novela. Digamos que la novela ha sido el divertimento y el zafarrancho desbocado, para distraerme en medio de una búsqueda intensa de los orígenes de Oriente (que son los de Cuba tras la llegada de Diego Velázquez de Cuéllar y su gente a Baracoa, como ya sabemos). El libro de genealogías partirá de García de Holguín, un extremeño nacido en 1490, en Cabeza del Buey, provincia de Badajoz, que llegó a Cuba muy joven, a principios del 1500, que fue hacia 1515 uno de los primeros alcaldes de Bayamo (tercera villa fundada por los conquistadores en la Isla) y al que se le otorgaron mercedes y repartimientos de indios en un hato en la Costa Norte del Bayamo, que en ese entonces se llamaba Cayo Castilla y que tras su muerte comenzaría a llamarse Holguín, en honor a su apellido. En las tierras de ese Hato se fueron asentando, a partir de 1650 y gradualmente, varias familias que venían, en su mayoría, de Bayamo o de otras regiones del Caribe (como en el caso de los González de Rivera quienes de Portugal habían pasado a la venezolana Cumaná – frente a cuyas costas se halla la isla de Cubagua – y de esta última a Bayamo pasando por Martinica). De García de Holguín (quien además se enroló en la conquista de México con Cortés, primero combatiéndolo por órdenes de Diego Velázquez, luego supeditándose a él cuando fueron derrotados en su empresa velazquiana y quien capturó a Cuauhtemoc, el último príncipe azteca, por hallarse en la nave piloteada por Gonzalo de Sandoval), desciende prácticamente la mitad de los holguineros de hoy. Pues García de Holguín después de haber tenido vida y obra en Tenochtitlán, regresó a su hato oriental a pasar el fin de su vida y procreó en Isabel Fernández Valero de Sandoval (natural de Fregenal de la Sierra, Extremadura) lo que es grosso modo el origen de la población de Holguín actual. Con ese libro quiero establecer la idea de que en ciertos lugares de Cuba la tendencia poblacional tuvo, al menos hasta bien entrado el siglo XX, un sentido particularmente clánico de tipo genético en que el individuo tenía conciencia de formar parte de un mismo clan.

Teresa Dovalpage: Pues muy buena suerte con la próxima obra y muchas gracias, William, por esta entrevista. ¡Grandes éxitos a La gema de Cubagua en su presentación miamense!

El autor:

Ma photo

Visiten el blog de Legua Editorial aquí

http://leguaeditorial.blogspot.com/

DH Ediciones

Editorial: DH Ediciones
Sitio en la red: http://www.dhediciones.com/
Dirección electrónica de contacto:  dhediciones@dhediciones.com
País: España

Entrevista a Darío Vilas y Senén Lozano

Teresa Dovalpage: ¿Cómo prefiere DH Ediciones recibir manuscritos: directamente de los autores, por medio de agentes o por otra alguna vía como los concursos?

DH Ediciones: Pues de momento, como somos un sello muy humilde, directamente de los autores. No descartamos nada, pero nos gusta el trato directo con el autor, siempre que esto sea posible. Como la mayor parte de los que formamos parte de DHE somos también autores, nos gusta esa cercanía que no siempre se encuentra en los sellos editoriales, sobre todo en los grandes.

Teresa Dovalpage: Y es también una ventaja a la hora de discutir detalles de edición, de la cubierta…mucho más personal. Ahora, cuando les llega un manuscrito de un autor novel o no muy conocido,  ¿qué proceso siguen para aceptarlo o rechazarlo? ¿Cuánto tiempo, aproximadamente, toma la decisión?

DH Ediciones: Cuando recibimos un manuscrito, sea autor novel o consagrado (nunca miramos el currículum), lo leemos en primera instancia los responsables directos. Si nos entusiasma, sin más vueltas le ofrecemos publicarlo, y si nos deja dudas pero creemos que tiene potencial, encargamos su valoración en detalle a un “lector profesional”. El tiempo no lo podríamos concretar, porque depende del trabajo que tengamos entre manos, y del número de originales recibidos. Puede ser una semana, como dos meses. Pero siempre damos una respuesta, y mantenemos a los autores al tanto de cómo va la valoración de su obra. A la hora de rechazar una publicación nos gusta ser sinceros. En la mayoría de los casos no es porque la obra no nos guste o esté mal escrita, sino porque no podemos asumir la publicación en ese momento, o no es lo que estamos buscando. Tenemos nuestras limitaciones, y eso tiene mucho peso a la hora de aceptar o rechazar un original.

Teresa Dovalpage: Me parece especialmente interesante Tinta Sonora, con “Su Universo a Través.”

http://www.dhediciones.com/Libreria/titulos/su_universo_a_traves.html

Si alguien desea enviarles una propuesta para esta colección, ¿ésta debe ir completa con canciones, textos e ilustraciones? ¿Las canciones deben ser originales?

DH Ediciones: Es una propuesta muy abierta, los futuros números de la colección no tienen porqué ir en la misma línea. Es más, nuestra idea pasa por ir renovando la propuesta, buscando siempre que sea original y fresca. El número 2 podría ser una novela inspirada en las composiciones de otro músico, por ejemplo. O incluso una biografía de algún cantante que no sean los de siempre. Por ejemplo, nos encantaría una biografía de Mark Lanegan, porque no hay ninguna editada en español. O si se quiere ir a algo más popular, sobre Eddie Vedder o Pearl Jam.

Son solo ejemplos, nuestra idea es innovar en la medida de lo posible. La experiencia ha sido un gustazo, aunque no saliera todo lo bien que esperábamos. Pero el proceso de creación fue maravilloso para autores, ilustradores y editores. Todos muy implicados. Incluso el propio Shuarma, que llegó a promocionar el libro desde su Web oficial. El único requisito es que la obra esté inspirada en las composiciones de músicos que sean también los autores de las letras de sus canciones. Nada de intérpretes que solo canten lo que otros componen para ellos. Es la condición. Bunbury, Quique González, Lapido, Ivan Ferreiro, Diego Vasallo, grupos como Amaral o los mexicanos Zoé.

Teresa Dovalpage: ¡Seguro que pronto van a tener muchas más obras en esa colección! También veo que ofrecen servicios de auto publicación. En este caso, ¿publicarían una obra que no sea de ciencia ficción?

DH Ediciones: No, esto hay que matizarlo. No ofrecemos servicio de auto-publicación, y de hecho es algo que destacamos en la sección de presentación. Lo que ofrecemos son nuestros servicios profesionales por separado. Nunca editaremos un libro auto-financiado por un autor desde nuestro catálogo. Pero si alguien necesita un diseño de cubierta, correcciones de su obra, o un maquetado, pues esos son los servicios que le prestamos. Incluso asesoramiento para poder auto-editarse, pero nunca con nuestro sello, desde el que solo lanzamos las obras en las que creemos, asumiendo todos los riesgos.

Sobre publicar algo que no sea de género fantástico, claro que sí. De hecho, la propia colección Tinta Sonora no es de género, sino que es literatura inspirada en música, como señalamos antes. Estamos abiertos a cualquier género o estilo.

Teresa Dovalpage: Gracias por la aclaración, la confusión fue mía.  Pueden ver aquí los detalles

http://www.dhediciones.com/Servicios/servicios_dh.html

Y qué bueno que están abiertos a diferentes géneros, a la experimentación… Ahora, ya sé que esto es como preguntarle a un padre que a cuál hijo quiere más, pero… ¿cuáles de sus últimos libros publicados recomienda a nuestros lectores?

DH Ediciones: Pues junto con “Su Universo a través”, diría que “Errores de percepción”, que es nuestro último lanzamiento. Se trata de una antología de relatos de fantasmas, que viene a inaugurar una línea de libros dedicados a su figura, y que sorprenderá mucho por los diferentes enfoques con que los abordan cada uno de los autores. Imprescindible para los amantes del terror.

Teresa Dovalpage: ¡Eso de los fantasmas me fascina! ¿Qué consejos le daría a un autor que quiera publicar con DH Ediciones?

DH Ediciones: Pues no sé si tendríamos algún consejo que darle. Simplemente, decirles que crean al 100% en su obra. Si un autor está “enamorado” de su criatura lo proyectará.

Teresa Dovalpage: Cierto que sí… Y para terminar, ésta es una pregunta que detesto hacer, pero dada la situación actual, ¿están ustedes interesados en recibir nuevos manuscritos en estos momentos?

DH Ediciones: Pues a día de hoy no, por saturación. Como decía, somos un sello humilde, y lo componemos un par de personas y un buen puñado de colaboradores y profesionales que nos ayudan a hacer este sueño realidad. Esto nos permite publicar obras por el mero hecho de que nos gusten, sin atender a los cánones editoriales ni a modas, pero también nos limita. Cuando estamos saturados de originales para valorar, como ahora mismo, cerramos el buzón de recepción hasta que hemos dado respuesta a todos (esto es imprescindible). Eso sí, después lo reabrimos, así que en breve podrán volver a enviarnos.

Desde la página web informamos puntualmente sobre esto.

Teresa Dovalpage: Muchas gracias por acceder a esta entrevista….y ojalá que abran pronto el buzón de recepción. Ahora, ¡suerte con esos relatos de fantasmas!

Last but not least… No dejen de leer esto: Aunque DH Ediciones no está recibiendo originales de novelas ahora, sí tiene abierta la participación a una antología súper interesante… las bases aquí

http://www.h-horror.com/Concursos/antologia_VI.html

Horror Hispano es un portal de literatura de terror

http://www.h-horror.com/

que también dirige DH Ediciones

Eve Gil, en sus propias palabras



Entrevista a la multifacética escritora mexicana Eve Gil

Sus blogs
http://www.trenzamocha.blogspot.com/
http://eve-gil.blogspot.com/
http://capuccinsky.blogspot.com/
http://quixoteotaku.blogspot.com/
http://fujinkuroi.blogspot.com/

Teresa Dovalpage: Llevas varios blogs (La trenza de Sor Juana, Todo sobre la Eve,) haces críticas literaria seria y además escribes novelas que resultan ser súper populares. ¡Y eres mamá! ¿Cómo te las arreglas con el tiempo? ¿Tienes alguna fórmula secreta? Por favor, compártela…

Eve Gil: En realidad ni yo misma me lo explico. Pero he tenido que restringir el tiempo que le dedicaba a la Trenza que antes actualizaba de manera semanal y se ha vuelto quincenal…y quien sabe si al rato la haga mensual, porque cada día tengo menos tiempo. Ahora no se trata solo de escribir, sino de promover “Sho-shan y la dama oscura” que resultó muy exitosa, además de que me he interesado en otras disciplinas artísticas que pretendo vincular a la literatura como la fotografía y el performance.

Teresa Dovalpage: Cuando yo digo que tú haces más en un día que mucha gente en tres. Quisiera saber más de “Sho-shan y la dama oscura” y de qué va a pasar con sus personajes, pero vamos por partes, ¿cuánto tiempo te toma escribir una trenza?

Eve Gil: Depende de la autora. A Ana María Matute vengo trabajándola desde hace seis meses porque su obra es muy extensa. Otras autoras me han salido casi espontáneamente. Detrás de cada trenza, eso sí, hay un trabajo exhaustivo de investigación, que es lo que lleva más tiempo.

Teresa Dovalpage: Y tus trenzas están muy, muy bien investigadas. Cada vez que leo una, aprendo algo nuevo. Aquí está la última, sobre Rosa Mary Espinoza

http://www.trenzamocha.blogspot.com/

Ahora, ¿a qué actividad dedicas por lo regular más tiempo, a la escritura creativa o a la crítica literaria?

Eve Gil: A la escritura creativa. Últimamente he perdido interés en la crítica literaria. No es algo que se valore en México, incluso me atrevo a afirmar que la crítica literaria en este país tiene dueños, y son los que la ejercen en la revista Letras Libres. Hay espléndidos críticos literarios en México, pero prácticamente no existen por no formar parte de ese círculo conformado desde la oficialidad para mantener controlados a los escritores e intelectuales. Es algo abominable. En México no tenemos un Harold Bloom o un George Steiner…y no porque no existan críticos de ese nivel, sino porque quienes lo están trabajan de manera prácticamente marginal.

Teresa Dovalpage: Es una pena que eso ocurra, pero ojalá que cambie alguna vez. Ahora, de todos tus libros… ¿hay alguno que sea tu preferido? Ya sé que esto es como preguntarle a una madre de diez hijos si tiene un favorito, pero de todas formas…

Eve Gil: Definitivamente “Sho-shan y la dama oscura”. Ese libro cambió mi vida. Y no me refiero a la popularidad que cobré a raíz de su publicación, sino a todo lo que me enseñó…a todo lo que me ha hecho descubrir. No soy la misma desde que la escribí…y qué bueno. Tuve que inventarme mi propio espacio, mi propio género literario para alejarme de esos reflectores oficialistas que no me gustan para nada.

Sho-Shan

Teresa Dovalpage: Y te lo has inventado muy bien. Hasta aquí, a Nuevo México, ha llegado un ejemplar de “Sho sham…” ¡y no era el mío! Aunque de todos tus libros, mi preferido es “Virtus,” y quisiera saber si habrá una secuela en algún momento porque me quedé con la miel en los labios…

Eve Gil: De “Virtus” no, por el momento…quien sabe más adelante. Sho-shan será una trilogía y la segunda sale en septiembre.

Teresa Dovalpage: ¡Me alegro muchísimo! Sabes que leo tu blog con muchísimo interés….a veces me parece una alma hermana en la tierra azteca. Me quedé preocupada cuando escribiste:

“De pronto me da vergüenza decir que soy escritora…me siento casi sucia…me ha dado por decir que soy periodista (al menos las circunstancias actuales le han otorgado al periodista un toque de dignidad del que en otros tiempo carecía: ahora ya no les ofrecen chayote. Los matan y san-se-acabó).”

Creo que todos hemos pasado por esos momentos en que casi ya mejor se vuelve una mesera o secretaria, pero me parece, por tus últimos post, que ya lo has superado….Entonces ¿en qué estás trabajando ahora?

Eve Gil: Nunca dejaré de ser escritora…lo que dejé de ser es monigote. No me interesa la vida social de la intelectualidad mexicana. La detesto. No tengo pelos en la lengua, lo he dicho varias veces ya: salta demasiado a la vista quienes son los escritores amigos del poder…y no sé cómo no les da vergüenza salir a la calle y aparecer en revistas sabiéndose cómplices de un régimen espurio que, por si fuera poco, ha desatado una guerra fraticida en la que el llamado “fuego cruzado” se ha llevado entre las patas a miles de inocentes. Sí, en México es una vergüenza ser escritor si te codeas con la oficialidad y vendes tu alma por una beca -con la que podrían estarse alimentando millones de niños pobres-y haces patente que la tragedia que desgarra a tu país te importa un reverendo sorbete. Así pues, me retiré de la vida “mundana”….de la escritura, JAMÁS.

Teresa Dovalpage: Pero eso es una vergüenza. Nunca he entendido cómo funciona el sistema de las becas a escritores…Creo que en estos casos retirarte de la vida “mundana” es la mejor opción, y dedicarte a escribir, que lo haces muy bien. Pasando a un tema más agradable, ¿tienes algún libro en preparación?

Eve Gil: Sí, una novela sobre un triángulo amoroso bastante peculiar…no puedo ahondar mucho al respecto. Inmediatamente después empezaré a escribir la tercera entrega de Sho-shan.

Teresa Dovalpage: En uno de los posts más recientes de tu blog mencionas que habías recibido inspiración “para una nueva novela sobre lo intensa y apasionada que puede ser la experiencia de una persona que solo puede socializar a través de internet.” Cuenta, cuenta…

Eve Gil: Bueno, el internet jugaba un papel muy importante en la idea original, pero ya no. Decidí que los personajes tuvieran una relación física. Ya se han escrito muchas novelas, digamos, epistolares, incluso un par de obras maestras de un escritor alemán llamado Daniel Glattauer: “Contra el viento del Norte” y “Cada siete olas” donde desarrolla a la perfección el proceso de enamoramiento de dos personas a través de internet. Frente a eso, mi idea original nada tiene que hacer…así que en esta nueva versión el internet tiene una intervención mínima.

Teresa Dovalpage: Volviendo a “Sho shan y la Dama Oscura,” creo que fue durante la promoción de esta novela que te cambiaste el color del pelo…¿o era una peluca?

Eve Gil: No. Me teñí el cabello para hacer cosplay de Integra Hellsing, la heroína de un anime titulado justamente HELLSING. Iba a ser un cambio temporal, pero a los lectores de Sho-shan les encantó que Integra presentara el libro y me quedé rubia…y para la presentación de la segunda parte elegí otro personaje rubio, así que hasta el 2012 volveré a ser trigueña.

Teresa Dovalpage: Cuéntame más sobre tu experiencia de “caracterización” de Hellsing, ¿cómo la acogieron tus hijos, tus lectores?

Eve Gil: Fue parte del éxito del libro, debo reconocerlo. Y lo mejor es que varios me han copiado la idea, y me da mucho gusto porque las presentaciones de libros son lo más aburrido sobre la tierra, y carnavalizarlas un poco no le hace daño a nadie, al contrario, atrae a más gente no solo a la presentación, sino al libro presentado.

Teresa Dovalpage: ¿Qué estarás presentando en la feria de Mienría?

Eve Gil: Se supone que debería presentar mi más reciente libro, “La nueva ciudad de las damas”, una compilación de ensayos….pero de todos mis libros ha sido el más ignorado y abandonado, pese a que la UNAM hizo una edición preciosa y muy cuidada. No lo entiendo, la verdad.

Teresa Dovalpage: Y yo tampoco. Las cosas que ocurren en el mundo de la literatura son extremadamente raras…Hay que seguir un camino largo y tortuoso, como dirían Los Beatles. Pero, querida Eve, sigue trenzando y escribiendo, que un montón de lectores esperamos por tus próximas obras.

Antoni Bosch

Antoni Bosch, Editor

9788495348593-510px

Editorial: Antoni Bosch
Sitio en la red: http://www.antonibosch.com/
Dirección electrónica de contacto:  info@antonibosch.com,
País: España
Teresa Dovalpage: Antoni Bosch publica libros sobre economía, ciencia, música… ¿es necesario que el autor venga ya con “un nombre,” que se públicamente reconocido en el campo sobre el que escribe?

Antoni Bosch: Para los libros de economía generalmente apostamos por autores reconocidos en su campo y de habla inglesa, como son Varian y Mankiw. En los libros de ciencia también publicamos muchas traducciones del inglés, pero aquí lo que rige es el interés que nos genera el contenido o tema del libro.

Teresa Dovalpage: ¿Cómo prefiere su editorial recibir manuscritos: directamente de los autores, por medio de agentes o por otra alguna vía como los concursos?

Antoni Bosch: A través de varios agentes recibimos manuscritos semanalmente. Luego hay autores que nos hacen llegar sus manuscritos directamente, a veces son autores noveles o no tienen agente, o porque a través de la universidad ya conocen a Antoni. No hacemos concursos para manuscritos. Publicamos sólo 4-8 títulos al año, los cuales escogemos con mucho cuidado. Nos interesa la calidad, no la cantidad.

Teresa Dovalpage: Cuando les llega un manuscrito de un autor novel o no muy conocido,  ¿qué proceso siguen para aceptarlo o rechazarlo? ¿Cuánto tiempo, aproximadamente, toma la decisión?

Antoni Bosch: Recomendamos a los que quieran enviarnos un manuscrito que se atengan a una pautas que detallamos en nuestra web en la página de comentarios. De entrada si el manuscrito no trata de economía o ciencia  comunicamos al autor que no entra en nuestra línea editorial y le deseamos suerte en su búsqueda. En el caso de que pueda interesarnos, leemos lo que nos ha enviado, lo valoramos comercialmente y decidimos si nos interesa. Este proceso suele durar 2 días. Una vez tomada la decisión, se lo comunicamos al autor. El año pasado publicamos 2 títulos que nos llegaron directamente del autor, sin intermediario. En los dos casos se trataba de autores noveles.

Teresa Dovalpage: ¡Dos días! Creo que tienen ustedes el récord de la rapidez entre todos los editores a los que he entrevistado. ¿Y cuáles de sus últimos libros publicados recomienda a nuestros lectores?

Antoni Bosch: Acabamos de publicar una nueva edición de Mis ideas y opiniones de Einstein que recomiendo a todo aquel que le gustaría conocer el lado humano y compasivo de este genio. Para disfrutar y tener material para conversar de manera interesante en un ambiente social, recomiendo Física para futuros presidentes, que explica lo que todos deberíamos saber sobre armas terroristas, energía nuclear, petróleo, cambio climático y más.

Teresa Dovalpage: ¿Qué consejos le daría a un autor que quiera publicar con ustedes?

Antoni Bosch: Recomendamos que su obra sea de actualidad pero que no se pase de moda enseguida. Si se trata de un libro de texto de economía, que lo acompañe con material gratuito para docentes, como por ejemplo una serie de diapositivas Powerpoint para dar clase o ejercicios que los estudiantes puedan hacer en casa.

Teresa Dovalpage: Muchas gracias por acceder a esta entrevista. Y estaré leyendo El Efecto Checklist muy pronto…¡suena interesantísimo!

978-84-95348-56-2_500px