Archivo mensual: diciembre 2013

¡Regala libros!

el-centeno-que-corta-el-aire-ebook_7_pc3a1gina_01

La Editorial Betania, que dirige Feline Lázaro, está haciendo más fácil el dilema de regalar durante las Navidades. ¿Qué si regalamos un eBook?

Aquí tienen dónde escoger.

Les copio un verso de uno que está disponible ahora mismo, y que me ha encantado, El centeno que corta el aire, de Margarita García Alonso.

LA DEL VELO

Yo voy con el velo a todas partes
y regreso con el velo y una manta a casa.
En el índice, el dedal
acoteja manzanos bajo un cielo
desesperado de grises
que desde el faro,
sobre toda la Normandía,
promete rasgarse.
En el bolsillo, un libro descarnado
me adentra en el país que huyo.
Un libro que crece
como una flor carnívora
se alimenta de mi matriz
y mancha de rojo coral a la paja.
Coral que en el puerto
convierte el dique en isla
a merced de mi velo,
de mi encierro sin éxtasis.
Liviana como una tablilla
de copos de trigo
suspendida sobre la cabeza
como un viejo manuscrito
prometo derrumbarme en polvo
de todo lo que falta.

 

Editorial Betania

Appaloosa Editorial

Editorial: Appaloosa
Sitio en la red: http://appaloosaeditorial.com
Dirección de contacto: editorial@appaloosaeditorial.com
País: España
Página de Facebook aquí
 

Teresa Dovalpage: En su página de presentación se lee:

“Con personalidad propia, independiente de las modas, nuestro fin es poner a disposición de nuestros lectores buenos libros, tanto en el contenido como en la forma, ediciones respetuosas con el medio ambiente y cuidadas, pero asequibles. Cuando un libro nuestro llega a manos de un lector, este ya forma parte de Appaloosa.”

Teniendo en  esta excelente filosofía, de contenido y forma, ¿hay algún tema específico sobre el que les interese publicar en este momento, un tipo de manuscrito que estén buscando hoy día?

Susana Gonzalo: Así es, precisamente este año 2014 vamos a dar un impulso a la colección Tierra compuesta por autores nativos americanos y canadienses, en parte porque su forma de comprender el mundo, su visión holística y en general su cultura, se ajustan a la perfección a nuestra filosofía editorial. Nos interesan stos autores independientemente del tema que trate su obra, pretendemos acercar su cultura y literatura al lector de libros en español y cubrir el vacío que hay al respecto.

Teresa Dovalpage: Cierto que hay un vacío, incluso en la literatura escrita en inglés. Me resulta muy interesante que una editorial española (de la Madre Patria, como la llamamos en Cuba) se interese por temas nativo americanos. Por otro lado me toca de cerca, pues vivo en Taos, Nuevo México, una región del suroeste americano donde hubo, y hay, grandes asentamientos nativos y una riquísima cultura relacionada con sus tradiciones.

¿Por qué les interesa este tema? ¿Están buscando manuscritos sobre él?

Susana Gonzalo: Antes que nada, quiero felicitarte por el lugar donde vives,  he visitado el enlace que me enviaste y es hermoso, parece contener el espíritu nativo, me encantaría visitarlo.

Teresa Dovalpage: Pues aquí los espero. Es en serio. Aquí tenemos una sociedad literaria, la Sociedad de la Musa del Suroeste (SOMOS por sus siglas en inglés) y sé que les encantaría hacer una presentación en español sobre temas nativo americanos. ¡Así que anímense!

Susana Gonzalo: Volviendo a las preguntas, personalmente siempre me ha atraído la cultura nativo americana y  he podido observar lo poco que se conoce en España sobre ella y en muchos casos lo que se sabe es erróneo, una realidad deformada proveniente de la factoría Hollywood.  Por otro lado como editora y lectora, los autores nativos y sus obras, por muy magistrales o premiadas que hayan sido, son muy desconocidos en España. Por ejemplo, nosotros abrimos esta colección con la traducción de la novela que fuera premio Pulitzer de 1969, La casa hecha de alba (House made of dawn) de N. Scott Momaday, sorprendentemente estaba traducida al checo, ruso, francés, italiano, polaco, ¡pero no al español!, ni siquiera le sonaba a la gente por aquí. Creo que la originalidad de las obras de los autores nativos y su maravillosa forma de narración basada en la tradición oral son dignas de estar al alcance de  los lectores en español, y entre ellas hay muchos buenos libros que harían las delicias de los lectores más exigentes.

Por el momento no buscamos manuscritos ya que tenemos una lista de lo que nos gustaría publicar en el 2014, pero nunca se sabe, cuando necesitemos manuscritos lo publicaremos en nuestra web en el apartado de Contacto.

Teresa Dovalpage:  Y desde aquí los seguimos con muchísimo interés.

Por otro lado, sabrás como editora que la promoción de la mercancía (sean libros o manzanas) es fundamental para que se venda. ¿Qué labores promocionales hacen ustedes con las obras publicadas y qué esperan que haga el autor?

Susana Gonzalo: Al ser una pequeña editorial nuestra labor se está centrando en la promoción en las redes, también enviamos siempre a los principales diarios de prensa escrita un ejemplar del libro y confirmamos vía teléfono (llamando en numerosas ocasiones habitualmente) que lo reciben, pero esto no quiere decir que vayan a hacer una reseña, ni siquiera a leerlo, y lamentablemente, te voy a ser sincera, tratándose de una pequeña editorial poco conocida y de autores desconocidos en España, es lo que suele ocurrir. Por lo que nuestro gran apoyo son los blogs, clubs de lectura y redes sociales, además de la labor imprescindible que realizan nuestros amigos los libreros.

Del autor esperamos que sea accesible (aunque sea vía internet o telefónica) a las posibles entrevistas, que si tiene un perfil público en las redes, un blog, facebook o similar lo utilice también en la promoción del libro. Y en general colaborar con él, crear un equipo para entre ambas partes conseguir lo mejor de su obra.

Teresa Dovalpage: Por supuesto. Siempre he pensado que el autor tiene (en un momento dado, quiero decir) un solo libro, mientras que el editor puede tener más de media docena en su escritora. Ustedes hacen mucho, sin duda, aquí va una invitación a uno de sus eventos

Photo: La semana que viene, justo el fin de semana anterior a navidad, estaremos con Chus Sánchez y La cripta de las estrellas en la librería Códex. El viernes 20 a las 19:00h ¡una estupenda forma de empezar el fin de semana! Os esperamos.

Y volviendo a los  manuscritos, ¿cómo prefieren los editores de Appaloosa recibirlos: directamente de los autores, por medio de agentes o por otra alguna vía como los concursos? ¿Organizan ustedes alguno?

Susana Gonzalo: De momento no hemos organizado ningún concurso, pero es algo que no descartamos para un futuro. La verdad, nos da igual que los manuscritos vengan directamente del autor o por medio de un agente,  vamos a prestarles la misma atención exactamente. Pero si el manuscrito nos llega (completo o tan solo varios capítulos) en papel, con una carta de presentación del autor y una sinopsis, mucho mejor, ya que vía mail recibimos numerosas obras y en muchos casos sin ni siquiera una breve presentación del autor, por eso cuando amanecen en el correo postal (reitero, con su carta de presentación y su sinopsis), marcan la diferencia, y sinceramente en mi caso los leo antes porque no me gusta leer en pantalla.

Teresa Dovalpage: Tienes mucha razón. ¿Y los que te envían un enlace a su blog, donde ya tienen el libro publicado a medias, “para que veas lo bien que escriben? ¡Alabao! Y aparte de enviar las propuestas con una presentación profesional, ¿cuál es la mejor manera de evitar caer en la cesta de “manuscritos rechazados” por su editorial?

Susana Gonzalo: Lo principal e indispensable es que la obra se ajuste a nuestra línea editorial  y a nuestra filosofía, después como te comentaba, que el manuscrito venga acompañado de una carta de presentación y de una breve sinopsis, sin faltas de ortografía y bien escrita. Y al respecto me vas a permitir un consejo a los autores: que nunca escriban como un mensaje de los que se envía por el móvil (SMS), es muy triste pero nos han llegado mails con manuscritos y el mensaje venía  sin tildes, con las palabras acortadas que ni se entendía, faltas garrafales de ortografía… Creo que si un autor quiere que valoren su obra debe cuidar estos aspectos, en una carta de presentación ya puede mostrar si sabe escribir, al menos correctamente.

Teresa Dovalpage: ¡Excelente consejo! Si estuviera en una clase les diría a mis alumnos “presten atención y abran bien las orejas.” Ahora, ¿recomiendan alguna de sus novedades en específico? Ya sé que como editores querrán por igual a todos los libros que publican, pero si hay alguno que acabe de salir y deseen destacar…

Susana Gonzalo: Así es, por lo que voy a centrarme en nuestro último libro, Motocicletas & Hierba de bisonte, del autor anishinaabe Drew Hayden Taylor.  Una deliciosa historia al más puro estilo de la tradición oral nativa pero contemporánea. Con un toque de humor y una filosofía de vida que se puede aplicar a cualquier cultura, mezcla magistralmente la magia de las leyendas nativas con la vida en una reserva hoy en día. Un libro original y esperanzado muy apropiado en los tiempos que corren.

Por si te ha gustado y quieres saber más, incluso leer los primeros capítulos, aquí te dejo el enlace a la novela: http://appaloosaeditorial.com/index.php?modulo=libro&id=11

Photo: Presentación del libro "Motocicletas & Hierba de bisonte" del autor Ojibwa (de Curve Lake Canadá) Drew Hayden Taylor. Para la promoción en España Drew viajará en octubre a Madrid, el 2,3 y 4. Solo se realizarán dos presentaciones una en Madrid y otra en Alicante, ya que el autor regresa a Canadá el día 9. http://www.drewhaydentaylor.com/

Teresa Dovalpage: Muchas gracias por esta entrevista, Susana, y ahora mismo voy a leer el enlace. Saludos desde Taos…¡y a ver si se animan a visitarme!

En vilo entre dos idiomas con Teresa Dovalpage

Entrevista originalmente publicada en Aire Nuestro

 

medir-las-palabras1.jpg

En vilo entre dos idiomas con Teresa Dovalpage

Silvia Sichel

Teresa Dovalpage nació en La Habana y ahora vive en Taos, en el norte de Nuevo México. Es escritora y columnista.

Hace unos años traduje su novela Muerte de un murciano en La Habana (Anagrama, 2006), que en Italia  ha sido publicada bajo el título Morte di uno spagnolo all’Avana (Guanda, 2009).

La novela llegó finalista al premio Heralde de novela.

Muerte de un murciano en La HabanaAquí va el elace con la sinopsis del libro:https://teresadovalpage.com/mis-libros/muerte-de-un-murciano-en-la-habana/ y  todas las informaciones sobre las obras de la escritora.

Lo que buscaba en la entrevista con Teresa Dovalpage era el punto de vista de una escritora que vive en equilibrio entre dos idiomas. Ambos son herramientas de su trabajo, como nos explica durante mi breve entrevista.

Taos, Nuevo México, 30 de noviembre de 2013

¿Muchos de tus libros han sido traducidos a otros idiomas?

De novelas, solamente Muerte de un murciano en La Habana,  y A Girl like Che Guevara, que se publicó originalmente en inglés con Soho Press en 2004. Se vendieron los derechos al holandés, pero no sé si llegó a publicarse. Más tarde recibí el pedido de una editorial interesada en sacar la novela en español. Yo misma hice la traducción, que aún no se ha publicado. Varios de mis cuentos también han sido traducidos, casi siempre del español al inglés.

¿Cómo vive un escritor la traducción de sus libros?

Bueno, si la hace otra persona y es un idioma que más o menos puedo leer por semejanzas lingüísticas (como el italiano) pues es una verdadera aventura de aprendizaje y de descubrimiento. Me encanta interactuar con los traductores y ser parte del proceso de reescritura en otro idioma. En los casos de traducción del español al inglés, a veces me sorprende el uso de ciertos términos que no son necesariamente los que yo habría elegido, pero casi siempre procuro respetar el criterio del traductor, que suele estar escribiendo en su primer idioma. Como traductora yo misma, sé lo difícil que resulta traducir no sólo el texto, sino el espíritu del libro, esos detalles culturales o semánticos que no se encuentran en los diccionarios, y aprecio en lo que vale el trabajo y el esfuerzo del traductor.

¿Crees que un escritor puede escribir en un idioma diferente del suyo? ¿Has escrito alguna vez novelas en inglés?

Depende de cuánto tiempo el escritor lleve hablando y, sobre todo, leyendo en el segundo idioma. Después de pasar un número de años en otro país, leyendo, escuchando y respirando, por así decirlo, otra lengua, creo que es posible adquirir suficiente maestría (y confianza, que a veces es lo que falta) para lanzarse a escribir en un idioma distinto a aquel en que pronunciamos las primeras palabras. En mi caso particular, después de casi dos décadas en Estados Unidos, escribo en inglés tanto como en español, o incluso más, pues tengo dos columnas semanales y hago mucho freelancing para Taos News, el periódico de la ciudad donde vivo. En cuanto a ficción, además de  A Girl like Che Guevara (Soho Press, 2004), escribí en inglés Habanera, a Portrait of a Cuban Family (Floricanto Press, 2010) y The Astral Plane, Stories of Cuba, the Southwest and Beyond (University of New Orleans Press, 2012). Me resulta más fácil escribir directamente en inglés que traducir del español (algo que procuro evitar) pues al escribir en inglés, escojo sin pensarlo los términos que conozco y si no me aparece el adecuado, cambio la oración. Sin embargo, en una traducción, ya sea propia o ajena, hay que rascarse al cabeza para buscar el equivalente apropiado para algo que ya está escrito y que no se puede cambiar.

¿Puedes contarnos algo sobre el mercado del libro hispano en los Estados Unidos?

Creo que se encuentra en un buen momento, a pesar de la crisis que ha afectado a toda la industria editorial. Los libros en español se venden, lo que se acaba de comprobar en la Feria Internacional del Libro de Miami. Esta feria bilingüe se celebra todos los años, con gran afluencia de público hispano y buenas ventas, tantos de libros escritos en español como en inglés de tema hispano o latino. Pienso que tiende a haber preferencia por la literatura escrita en inglés sobre la inmigración y la adaptación, o falta de ella, al medio norteamericano. Pero poco a poco, la literatura en español también se va abriendo camino.

SILVIA SICHEL

Silvia Sichel

.

Fichas en Goodreads:

Morte di uno spagnolo all'Avana

Share this:

Entrevista en CubaEncuentro

Entrevista de Juan Carlos Romero publicada en CubaEncuentro

La escritora Teresa Dovalpage (foto de Chris Turner)

Foto de Chris Turner

Teresa Dovalpage nació en La Habana en 1966 y ahora vive en Taos, Nuevo México. Tiene un doctorado en literatura y escribe indistintamente en español e inglés. Es autora de A Girl like Che Guevara (Soho Press, 2004), Muerte de un murciano en La Habana (Anagrama, 2006), Habanera: A Portrait of a Cuban Family(Floricanto Press, 2010), El difunto Fidel C. (Renacimiento, 2011) Llevarás luto por Franco y otros relatos(Atmósfera Literaria, 2011), La Regenta en La Habana (Edebe, 2012) y Orfeo en el Caribe (Atmósfera Literaria, 2013). Fue finalista del premio Herralde de Novela 2006 y ganadora, en 2009, del premio de Novela Corta Rincón de la Victoria.

¿En qué momento decidió que quería escribir?

Teresa Dovalpage: No siempre es fácil ubicar exactamente cuándo ocurre el descubrimiento de la vocación literaria (o de cualquier vocación) pero sí recuerdo que desde niña fui una lectora impenitente, así que di el salto de lectora a escritora casi sin darme cuenta. Un día, siendo adolescente, me senté a escribir… y todavía no he parado. De aquel primer experimento salieron unos cuentos horribles y sin pies ni cabeza, según mi madre. Pero ya no había vuelta atrás: la escritura se inocula en la sangre, es como un virus del que no te puedes librar.

¿Qué le aporta la escritura? ¿Y la literatura? ¿Piensa que vale todo en la literatura?

TD: Tanto la escritura como la literatura me permiten ver al mundo en una escala diferente, a través del prisma de las letras, ya sean las de otros escritores o las propias. La literatura (y la posibilidad de participar en ella) es el mejor regalo que he recibido de la vida. Sí, pienso que todo vale en la literatura, al igual que en cualquier otra manifestación creativa, si se hace con rigor y dignidad artística.

¿Qué es necesario para que una novela interese a los lectores?

TD: No creo que haya reglas estrictas pero debe contar bien una historia y, de alguna manera, atrapar al lector desde el primer párrafo para que no cierre el libro y salga de estampía a ver una película o a poner un videojuego. Ah, los escritores tenemos mucha competencia…

¿A qué se dedica cuando no escribe?

TD: Soy profesora en la Universidad de Taos, Nuevo México y columnista para el periódico local Taos News. Como son empleos a tiempo parcial, no resultan demasiado difíciles de compaginar con la escritura. Aparte de eso, siempre estoy escribiendo, ya sea físicamente, frente al teclado, o en mi mente, ordenando escenas y personajes.

¿Cuál es su método de escritura? ¿Anota lo que se le ocurre?

TD: Antes hacía anotaciones en un cuaderno, ahora las hago en mi iPad. Pero, por desconfianza, las imprimo luego, si me parecen de veras importantes. ¡No hay que confiarse mucho de estos aparatitos electrónicos! Después de revisar las notas, decido si me van a servir de algo, y las uso en algún argumento nuevo, o las intercalo en lo que esté escribiendo en ese momento, si viene al caso. Escribo casi siempre de noche, lechucilmente, cuando todos duermen en casa y puedo disfrutar de una santa tranquilidad por tres o cuatro horas.

Si pudiese ser un libro, ¿cuál sería?

TD: Una saga de ciencia ficción que describa un universo inexistente, pero posible. La ciencia ficción me encanta, aunque sólo me he atrevido a dar unos pasitos tímidos en el género.

¿En qué proyecto se encuentra sumergida en estos momentos?

TD: Precisamente dándole los últimos toques a un par de cuentos de ciencia ficción…Como te decía, estoy incursionando, poquito a poco, en un género que tiene posibilidades infinitas. ¡A ver qué sale!

¿Se escribe por placer o también por dinero y reconocimiento?

TD: Escribo por placer, claro, pero también por reconocimiento (¿a quién no le gusta que le apapachen el ego?). Y por dinero, porque ¿con qué se compran los frijoles?

¿Dominas los recursos de estilo, las figuras literarias o escribes con estilo propio y sigues experimentando y aprendiendo?

TD: Una mezcla de las dos cosas. Creo que al principio se empieza imitando bien o mal el estilo y los recursos literarios de otros autores, y ya luego se van desarrollando los propios. Es una buena idea seguir experimentando y aprendiendo, para no repetirse.

¿Regala libros en alguna ocasión?

TD: Sí, siempre que el receptor de los regalos sea alguien a quien le guste leer. No quiero que los libros terminen llenos de polvo en cualquier rincón.

¿Cómo le ha cambiado el mundo de la tecnología y el e-Book?

TD: Definitivamente para bien. Después de usar una computadora, no me imagino volver a mi vieja (aunque fiel e inmune a los virus) Underwood. Por otro lado, el e-Book es una posibilidad magnífica de llegar a lectores de todo el mundo. Hace unos meses salió en Amazon Kindle una recopilación de mis artículos para Taos News titulada A Brief Guide to Taos ––Where to Eat, Shop, Work Out… and More, publicada por Eriginal Books. Mi colección de cuentos The Astral Plane, Stories of Cuba, the Southwest and Beyond(University of New Orleans Press, 2012) está disponible también en formato electrónico.

¿Sentías que habías nacido con vocación literaria?

TD: Pienso que todos nacemos con “dones,” o al menos con destrezas innatas a las que hay que desarrollar para que den sus frutos. De poco le serviría a alguien nacer con vocación literaria si no tiene la oportunidad de ir a la escuela y aprender a leer. En mi caso, desarrollé una inclinación a la literatura desde muy niña porque los libros eran una presencia diaria en nuestra vida familiar. Como te decía al principio, di el salto de lectora a escritora casi sin darme cuenta. Desde entonces trato de aprender lo más que pueda sobre el oficio de escribir para que mi vocación no se transforme en equi-vocación.

¿Lamentas que tu vida literaria no se hubiera desarrollado en otro medio más propicio?

TD: Muy interesante la pregunta. A veces siento curiosidad por saber cómo escribiría ahora si mi familia hubiera venido a Estados Unidos en los años setenta, como era su intención— intención que se frustró por razones que no vienen al caso. ¿Escribiría sólo en inglés? ¿Habría olvidado mi español? ¿Me habría sido más fácil publicar? Quién sabe… Como no es posible cambiar el pasado o inventarse una nueva trama de vida, procuro no lamentar nada y seguir adelante en el camino en que me encuentro.

¿Qué libros han cambiado tu vida?

TD: La Regenta, de Leopoldo Alas, The Bluest Eye, de Toni Morrison… Y muchos más.

El regreso, la nostalgia, el sufrimiento causado por el deseo incumplido de regresar. ¿Tienes la obsesión del regreso a tenor de los nuevos cambios?

TD: No siento la más mínima nostalgia ni el menor deseo de regresar. Jamás he sentido la necesidad de volver a Cuba, ni con cambios ni sin cambios. No echo de menos las palmas, ni sueño con el Malecón, ni extraño el entremetimiento de los vecinos en las vidas ajenas. Si eso me hace parecer un bicho raro, pues qué se le va a hacer.

¿Ha tenido que esquivar la censura en tus escritos?

TD: No, porque desde que comencé a publicar lo he hecho en sociedades libres, donde mi única censora soy yo misma.

¿Hay algún género más eficaz para trascribir la realidad cubana?

TD: Todos los géneros artísticos son válidos para transcribir realidades de cualquier parte del mundo.

¿Qué objetivo persiguen sus libros?

TD: No pienso en objetivos a la hora de escribir ficción. Eso lo dejo para las clases de gramática (“el objetivo de la lección uno es aprender la conjugación del verbo ser”). Si tuviera que escoger una función de la literatura, ésta sería entretener; mantener el interés del lector de modo que no se vaya a surfear el Internet o encienda la televisión en busca de algo más jugoso.

¿Qué significado tiene para ti la ciudad dónde has vivido la mayor parte del período de exilio?

TD: Después de salir de Cuba he vivido solamente en tres ciudades y cada una tiene un significado especial. San Diego, a donde llegué al salir de La Habana, es la frescura de California, esa actitud del alegre surfista, “todo está bien y take it easy”. Albuquerque fue el encuentro con el suroeste, donde conocí la vida académica norteamericana y pasé años muy divertidos como estudiante de postgrado. Y Taos, donde vivo ahora, es un pueblo pequeño, artístico, marcado por las mágicas montañas Sangre de Cristo y por la nieve en los inviernos. Aquí he empezado mi carrera como periodista y es una de las mayores satisfacciones que he tenido en los últimos años.

cubaencuentro.com cuba encuentro