Archivo mensual: abril 2013

Lanzamiento y presentación de Poesía Escogida

Lanzamiento y presentación

del libro

Poesía Escogida

de

Emilia Bernal Agüero

 

~

Editor / Compilador

Rolando D. H. Morelli

Miércoles, 22 de mayo del 2013

«Casa Bacardí»

Edificio del «Institute for Cuban and Cuban-American Studies»,

Recinto de la Universidad de Miami

1531 Brescia Avenue, Coral Gables, Florida 33124.

Refrigerio a las 6:30 p.m.               Comienzo del evento a las 7:00 p.m.

Las Ediciones La gota de agua en colaboración con

la Asociación Nacional de Educadores Cubano Americanos (N.A.C.A.E.)

y la Fundación Nacional Emilia Bernal,

tienen el gusto de invitarlos a este importante evento cultural

a celebrarse en conmemoración

del 20 de mayo, aniversario del nacimiento de la república cubana.

~

*   Los libros estarán disponibles para su adquisición y autógrafo.

       Mapa, y direcciones para llegar a la «Casa Bacardí»

Si viene del norte – Tome la I-95 South, que le lleva a la US1, y siga hacia el sur por la US1, cinco millas aproximadamente. Haga derecha en Red Road (S.W. 57th Avenue) hasta Brescia Avenue (el segundo semáforo). Haga una derecha en Brescia Avenue y hallará la «Casa Bacardí» en el tercer edificio a su izquierda.

Si viene del sur – Tome la US1 North. Haga una izquierda en Red Road (S.W. 57th Avenue) hasta Brescia Avenue (el Segundo semáforo). Haga una derecha en Brescia Avenue. La «Casa Bacardí» queda en el tercer edificio a su mano izquierda.

Eunice Shade, una becaria de Fulbright en Nuevo México

Eunice Shade - Albuquerque, NM

Originalmente publicada en El Crepúsculo

Eunice Shade es una narradora y poeta nicaragüense que actualmente se encuentra en Nuevo México después de obtener una beca Fulbright.

Ha publicado el libro de cuentos El Texto Perdido (Editorial Amerrisque, Managua, 2007); el poemario Escaleras Abajo (Ediciones MA, 2008) y el libro de ensayos y otros experimentos Espesura del deseo (Editorial Zorrillo-PEN-Sociedad de Jóvenes Escritores, 2012) además de aparecer en varias antologías internacionales de narrativa.

En 2007 representó a Nicaragua en el foro de Novísimas Narradoras Latinoamericanas en la FIL de Guadalajara. En 2012 fue parte de Buenos Aires Capital Mundial del Libro…y ahora la tenemos de visita aquí en Taos.

Descubrimiento de la vocación

“Empecé a escribir a los doce años y aunque parezca extraño fue por miedo; había emociones o pensamientos que a esa edad me daba miedo expresar a otros; así que empecé a hacerlo en libretas y a medida que los años pasaban las libretas iban aumentando y cambiando de colores,” dice Shade, agregando que usaba indistintamente lápices o lapiceros.

“Recuerdo las libretas artesanales de papel reciclado,” dice con algo de nostalgia. “¡Me encantan! Y todavía utilizo algunas, sobre todo cuando me muevo de lugar. Ahora que estoy en Albuquerque compré una color café con un acabado muy hermoso, la titulé Cuaderno de Albuquerque.”

En el 2000 se volvió 90 % internauta y ahora escribe la mayor parte del tiempo en su laptop, pero confiesa que a veces, cuando sale a pasear o a tomar un café, todavía recurre a la libreta.

¡El olor de las páginas, de la tinta y el papel, no pueden ser sustituidos por ninguna laptop! Y menos para los poetas.

Shade publicó su primer artículo de opinión en el boletín estudiantil de la Universidad, donde comenzó a reunirse con gente afín.

“Nos formamos y crecimos a través una revista literaria, Literatosis, y un programa de radio, Letroscopio,” refiere. “Ambos son de literatura y cultura en general.”

Cuando le pregunto por sus padres o madres literarios contesta: “No sé si serán padres o madres, pero disfruto la escritura de Carmen Naranjo, Marguerite Yourcenar, Felisberto Hernández… Siendo mas joven me gustaba leer a Joyce, a Wilde. Creo que en el fondo todo buen texto me atrae.”

Esto se refleja, naturalmente, en su propia literatura.

Sobre su obra, reconocer tenerle un afecto especial a El texto perdido. “Fue mi primer hijo,” dice, “y hay cuentos ahí que me hacen reír a mares.”

Por otro lado, considera Espesura del deseo como lo más libre que ha escrito hasta ahora. “Es como una pintura que contiene cierta energía mental, eso hasta cierto punto me satisface. Y me recuerda a Pollock,” dice.

Cuando está en su país, un día en la vida de esta poeta nica empieza con pocillo de café negro y calentito por la mañana, luego una relectura del “Carminum I-11” de Horacio; “Ítaca” de Kavafis; y “La Pantera” de Rilke.

“Poemazos de cabecera,” los llama ella.

Luego se va a dar clases de lengua y literatura hispanoamericana o de español. También le dedica tiempo a su Taller Lupa Collage, un proyecto interesantísimo que espero pueda traer a Taos en algún momento.

Planes para el futuro

Como parte de la beca Fulbright, Shade tiene planes de estudiar una maestría en literatura hispanoamericana.

“Quiero ser una mejor estudiante, una mejor lectora, una mejor escritora, una mejor profesora y creo que esta posibilidad de formarme, de seguir educándome es un gran paso,” dice. “Es una gran oportunidad y estoy agradecida por la misma. Cuando termine pienso compartir lo aprendido con quien lo necesite; pienso que mi país habrá crecido un poquito, ya hasta se me han ocurrido nuevos proyectos para el futuro, ya veremos.”

Shade asegura que se ha sentido en casa en Nuevo México.

“Las personas han sido amables y en la Universidad tengo excelentes profesores; la gente de Estudios Internacionales y Celac, Ken, Tatiana, Vanessa, todos han sido de gran apoyo. Adoro también caminar por Albuquerque. He anotado los nombres de los árboles que he visto en mi nueva libreta: Cottonwoods, Chinese Elms y Pine Pinon. Luego el poético polen que me causó alergia al principio, pero ya se me pasó.  ¡Y en Taos adoré todo! ¡Nuevo México ocupará es bestial! como decimos en Nicaragua.”

Por ella me entero de que el chile es popular también en su país.

“Muchos nicaragüenses aman el chile, hay otros que no. El jalapeño, el chipotle, el chile cabro, la cebollita picada con chile tabasco… A mí, no sé por qué, nunca me ha gustado ningún tipo de chile,” admite. “Es un gusto adquirido; tengo que practicar más para hacerme parte del club.”

Estoy segura de que si se queda más de seis meses en Nuevo México terminará habituándose. La atracción del chile, como la de las montañas de Taos, es simplemente irresistible.

Para saber más sobre la obra de Eunice Shade visiten su blog www.eushade.blogspot.com

 

Una hip-hopera con flamenco y sandunga

Chica de las Flores

Originalmente publicada en El Crepúsculo

El sábado pasado asistí a una representación de la hip-hopera con flamenco She Dances with Fate (Ella Danza con la Suerte). Había escrito sobre la obra en un artículo para Tempo la semana pasada y me he quedado tan impresionada que no vacilo en darle seguimiento.

La función tuvo lugar el 23 de marzo en el Taos Center for the Arts.

La protagonista es Amara, personaje que encarna Anna DeSaulniers, alta y estatuaria, quien con sólo veintidós años demuestra una profesionalidad admirable. Ha estudiado en el Instituto Nacional de Flamenco, además de ballet y yoga.

La versatilidad de DeSaulniers se pone a prueba en los distintos géneros que lleva a la escena, desde el flamenco hasta el tango.

“Algo muy importante fue que Cammy, la directora, me permitió opinar sobre mi personaje y lo que haría,” refiere. “Esta obra es la primera que hago y ha sido una experiencia única.”

Por su parte, Verónica Medina, que es la madre de DeSaulniers en la vida real, representa a una Gitana, que aparece al principio de la obra para enseñar a Amara las artes del flamenco.

Medina es una las pocas intérpretes del cante flamenco en todo el país. Lo estudió en España y hace frecuentes representaciones en Santa Fe y Albuquerque, aparte de trabajar en el campo médico. Es precisamente una de sus canciones la que cierra la obra con una nota trágica.

La primera representación de la hip-opera se hizo en el Centro Nacional Cultural Hispano en Albuquerque.

Según explica Finley, la gente se identificó mucho con la obra, tanto que poco después de la función, escuchó una conversación en un bar en que alguien preguntaba: “Y a ti, ¿quién te gobierna, el Tiempo o la Suerte?”

“Eso demuestra el eco que ha tenido la obra,” dice. “Es bella, entretenida, explosiva, y la gente siempre escoge un personaje favorito.”

Entre estos personajes está el co-protagónico: otro ser mítico, el Fénix, que intenta acercarse a Amara y declararle su amor. Pero el Tiempo, que es el amo del Fénix, demanda la vida de Amara. El Fénix debe decidir qué hacer, y reinventar su propio “viaje del héroe.”

La trama, señala su directora, toma conceptos de Joseph Campbell como el arco del héroe y el papel del guerrero y del villano en los mitos, así como elementos de las leyendas griegas y celtas, el folklore local (hay una escena escalofriante sobre el Día de los Muertos, con máscaras y flores)… y mucho más.

El Fénix es interpretado por Jacob Cornelius, que combina sus parlamentos con el rap y los aplica al ritmo del flamenco. Cornelius es co-autor del guión y ha estudiado música, literatura y pintura.

“Aunque esta obra no está dirigida solamente a los jóvenes, sé que atraerá a muchos chicos y chicas de veinte o veintipocos años,” dice. “No es la típica audiencia del teatro, aunque, naturalmente, invitamos a toda la comunidad.”
Cornelius tenía razón. La mayoría de los asistentes tenía menos de treinta años, aunque había personas de todas las edades.

Owen Densford representa el Tiempo, que es uno de los personales más interesantes de la obra, entre narrador e instigador. Densford ha estudiado en Hawai y, al igual que DeSaulniers, comenta sobre los cambios que sufrió la obra en los ensayos y de su activa participación en el guión.

Acerca de los cambios, Finley me dijo antes que ella y Cornelius hicieron ¡un total de veintisiete versiones!

“Mucho de mi trabajo consiste en improvisación,” dice Densford, “así que ha sido un poco diferente cada noche.”

Shuga Shane Montoya encarna al Rey de los Sueños. Es capaz de bailar sobre la cabeza por casi un minuto y su estilo de break dance es impresionante. Su interpretación tenía una fuerza inusitada. Montoya dirige una compañía de danza llamada UHF Crew.

Chantal LaRue, que representa a la Suerte, es graduada de PAPA, una escuela de actuación en Albuquerque. Su estilo de danza es agresivo y definitivamente

avant-garde, y su escena de tango con DeSaulniers arrancó aplausos de la audiencia.

Por su parte Justin Hubble, que se ocupa del manejo de la escena y los asuntos técnicos, hizo una labor excelente con las luces y los efectos especiales.

En cuanto a la directora, Cammy Finley, tiene un título en Escritura Creativa por la Universidad de Nuevo México y amplia experiencia cinematográfica. Ha trabajado para el Festival de Cine de Sundance, el de Hamptons, y el de Edimburgo, además de en varias películas filmadas en Nuevo México.

Es también autora de una colección de cuentos de fantasía, horror y ciencia ficción titulada Architext, que escribió entre 1995 y 2006. Aunque el libro no está vinculado directamente con la obra, tiene también héroes que renacen de sus cenizas y que prefieren la muerte a la prisión.

“Creo que he hecho una evolución desde la palabra escrita hasta la escena,” dice Finley.

En cuanto a su relación con los actores, comenta que tienen un vínculo muy especial.

“Lo más importante para nosotros es que cada actor, actriz o miembro del equipo técnico sabe que la próxima vez podemos estar trabajando en sus propias obras, con ellos como directores,” dice. “Es lo que esperamos que sea nuestra compañía.”

Al final de la obra la audiencia se reunió alrededor de los artistas y todos disfrutamos de audacias acrobáticas de varios danzantes.

“Queremos agradecer mucho a la gente de Taos,” dice Verónica Medina. “Nos dieron sus corazones desde el principio.”

Para saber más de la obra visite su sitio en la red

http://www.shedanceswithfate.com/

 

Entrevista a la Editorial XPLORA

Editorial: XPLORA
Sitio en la red: www.editorialxplora.com
Dirección de contacto: info@editorialxplora.com
País: España
 
Teresa Dovalpage: La editorial nos dice en su página de presentación “El objetivo de XPLORA es que leas viajando y viajes leyendo.” Dentro del universo de estos viajes, reales o imaginados, ¿hay algún tema específico sobre el que les interese publicar en este momento, un tipo de manuscrito que estén buscando hoy día?

 

Noel Arraiz García: Buscamos historias que no solo entretengan, sino que también nos hagan reflexionar. Historias sinceras y creíbles que generan empatía, una identificación directa con el lector. No buscamos historias que solo nos describan un viaje, un lugar o una experiencia concreta, sino relatos que nos inviten a viajar, explorar y vivir experiencias.

 

Teresa Dovalpage: Como cartas de invitación a los futuros viajeros… eso suena más interesante que una simple descripción del lugares y gente, por supuesto. ¿Cómo prefiere  XPLORA recibir manuscritos: directamente de los autores, por medio de agentes o por otra alguna vía como los concursos? ¿Organizan ustedes alguno?

 

Noel Arraiz García: Recientemente ha finalizado el plazo de entrega del I Concurso Literario XPLORA en el que han participado 141 autores de 13 países diferentes. Sin duda creemos que los concursos literarios son una excelente herramienta tanto para incentivar a la escritura como para descubrir nuevos valores e historias que de otra forma quedarían en el olvido.

 

Teresa Dovalpage: ¡Felicidades! Más de ciento cuarenta autores es todo un éxito. Estoy segura de que saldrá algo muy bueno del concurso y espero los resultados. Ahora, ¿cuál es la mejor manera de evitar caer en la cesta de “manuscritos rechazados” por XPLORA?

 

Noel Arraiz García: Cómo se presenta un manuscrito, y en definitiva la primera impresión, determina un importante filtro ante la imposibilidad de leer todas las propuestas que llegan. La presentación, el resumen de la obra y el currículo del autor deben estar correctamente estructurizados, la información debe ser clara y concisa, y la escritura ágil y correcta. Si algo de esto falla, suele ser síntoma inequívoco de que el manuscrito que le acompaña adolecerá de los mismos defectos.

 

Teresa Dovalpage: Excelentes consejos. Una falta de ortografía en una carta de presentación o un manuscrito es como una mancha de café en la ropa… indica poco bueno del manchado. En cuanto a so catálogo, ¿recomiendan alguna de sus novedades en específico? Ya sé que como editores querrán por igual a todos los libros que publican, pero si hay alguno que acabe de salir y deseen destacar…

 

Noel Arraiz García: Somos una editorial que acabamos de comenzar y apenas contamos con unos pocos títulos en catálogo, aunque confiamos durante este año ir aumentando nuestra oferta. Aun así, si tuviésemos que destacar un libro este sería Con los pies en la sierra: Diario de un corredor de montaña, de Raúl García Castán, ya que define a la perfección la filosofía de la editorial XPLORA, el relato de historias y experiencias que nos invitan a reflexionar y actuar, conjugado con una gran calidad literaria.

Diario de un corredor de motnaña

Teresa Dovalpage: ¡Perfecto! Y para terminar, ésta es una pregunta que detesto hacer, pero dada la situación actual no queda otro remedio… ¿están aceptando nuevos manuscritos ahora?

 

Noel Arraiz García: La editorial XPLORA es un sello independiente y pequeño, donde procuramos que prime la calidad sobre la cantidad, nuestro catálogo pretender ser reducido pero selecto. Desafortunadamente nuestra capacidad no nos permite analizar todo lo que nos llega. Sin duda preferimos la herramienta del concurso para recibir manuscritos por los motivos que ya he expuesto en una pregunta anterior. Muy puntualmente analizamos propuestas, aunque solo en caso de estar interesados realizamos una valoración en profundidad de los manuscritos.

 

Teresa Dovalpage: Muchas gracias, Noel, por acceder a esta entrevista…y espero los resultados de su concurso.

¡Éxitos!

Hijos de Cain

 

El entramado de los libros. Secretos del arte de escribir de Ana Cabrera Vivanco

 

Y como lo prometido es deuda, aquí viene la segunda parte de la entrevista con Ana Cabrera Vivanco, en que la autora nos revela sus secretillos personales: de qué forma escribe, cuándo lo hace, por qué… Cómo se forja el entramado de los libros, que los lectores sólo vemos como productos terminados, pero que suelen tener una gestación laboriosa.

 

Teresa Dovalpage: Gracias, Ana, por estar de nuevo aquí, lista para compartir algunos de tus secretos autorales. Y ya te lanzo la primera pregunta, que espero no sea muy indiscreta: ¿tienes algún ritual para la escritura, una hora en que prefieras hacerlo, objetos espaciales que te rodean…?

Ana Cabrera Vivanco: No, no sigo rituales. Más bien un método: Monto la armazón del edificio desde los cimientos hasta la torre. Tengo que sentir la armazón de la novela pesar sobre mi cabeza, visualizarla y saber por donde voy a entrar y hacerme -más o menos- una idea de por donde voy a salir. Entonces hago una especie de aquelarre con mis fantasmas. Con los que ya no están… pero necesito creer que siguen estando conmigo. Con ellos llega el revoloteo de las musas y los musos que traen esa primera línea ansiada e imprescindible para la arrancada. Por último busco una señal que siempre espero con paciente impaciencia. Siempre llega: a veces en forma de flor, una flor que nace en tu balcón, o una luna que se asoma a mi ventana con un halo que se me antoja diferente. Es algo que quizás no exista pero a lo que necesito aferrarme y tomar por asidero para tomar el aliento largo y sumergirme en los mares profundos de la creación. Soy muy lechuzona. y mis musas y fantasmas son trasnochadores y noctambuleros, pero cuando ya me pego no me sueltan y los días y las noches se me vienen encima sin líneas divisorias. Entre los objetos especiales que me rodean: tengo una parejita de perritos de peluche sobre mi ordenador y una cestica de mimbre blanco con mis libros fetiches. Siempre está conmigo La Voz del Silencio y todos los libros de ese ángel de la guarda que es Dulce María Loynaz. Tengo dos libros tuyos metidos en la cestica y si que dan buenas vibras tus Posesas…y  tus cuentos: Por Culpa de Candela. Y mis Horitas del Alma y Las Cien Voces del Diablo por supuesto…Nada más…

 

Las cien voces del diablo

 

Teresa Dovalpage: ¡Gracias, gracias por poner a mis libros en tan buena compañía! Eso sí que es una sorpresa… ¿Y escribes cada día? ¿Cuántas horas?
Ana Cabrera Vivanco: Escribo a tiempo completo. Mientras el cuerpo resista ahí estoy. A veces escribo hasta durmiendo…

Teresa Dovalpage: Durmiendo le vienen a una muy buenas ideas… ¿Permites a tu familia o a algún amigo que lea tus obras antes de enviarlas a los editores? ¿Aceptas sus sugerencias?

 

Ana Cabrera Vivanco: Si esta parte le toca a mi marido y a mi hija. Mi hija lee lo que voy escribiendo en mi ordenador. Pero mi marido es quien más lo sufre porque cuando termino un capítulo  lo despierto sin ninguna consideración en medio de la madrugada siempre con una pregunta absurda: ¿Estas dormido?  El con paciencia jobiana, se levanta, hace café y se sienta en la cama a escucharme. Tanto él como mi hija  hacen sus aportaciones. Debatimos las sugerencias. A veces me sorprenden con algunas que me resuelven un escollo que tenía en la trama pero más que todo son ese acicate cotidiano que me hace seguir siempre adelante y no cejar en mi empeño. Cómo dije en la dedicatoria de Las Horas del Alma: Saben hacer milagros. Y conste que no lo dije por puro gusto.

Teresa Dovalpage: Yudith es una lectora de lujo, recuerdo lo que comentábamos sobre su excelente memoria para citar a Don Benito… Ahora, ¿alguna superstición? ¿Algo que nunca haces (o que haces siempre) cuando empiezas un nuevo libro?

 

 

Ana Cabrera Vivanco: No, no soy de supersticiones. Siempre cuento conmigo misma, y le echo ovarios al trabajo. Eso si tengo una fe invencible en mis fantasmas. Mi letmotiv es siempre el mismo y está dado por un verso de los Poemas sin nombre de Dulce María Loynaz: “El que no ponga el alma de raíz se seca.” Eso hago: Amor y entrega absoluta. Y también disciplina, voluntad y perseverancia. Si una cumple con todo esto al pie de la letra siempre llegará en algún momento ese toquecito divino y celestial que te hace pensar siempre que todos al nacer venimos con nuestra estrella. Que las estrellas tienen aristas filosas que hieren, pero que también emiten luz y siempre prefiero quedarme con la luz y el lado claro de todo lo que me ocurre en la vida.

 

Teresa Dovalpage: ¡Porque tú misma eres luz y claridad! Muchas gracias, Ana, por acceder a esta entrevista. Buena suerte con todos tus empeños literarios y sigue escribiendo, por favor, en la compañía divina de esas musas y esos musos trasnochadores y noctambuleros…

Aquí los dejo con los enlaces para comprar sus libros

http://search.barnesandnoble.com/Las-horas-del-alma/Ana-Vivanco-Cabrera/e/9780307392824

http://www.amazon.com/Las-horas-del-alma-Spanish/dp/0307392821

http://libros.fnac.es/a418820/Ana-Cabrera-Vivanco-Las-cien-voces-del-diablo

Hasta pronto…