El microrrelato de los viernes: Dos micros con homenajes literarios

Miren qué post tan sabroso he encontrado en Aire Nuestro, un blog que publica mucho y bueno. Imagínense que los personajes pudieran brincar de un libro para otro y jorobar la pava de diversas maneras literarias.
Bueno, como decía en el comentario, que pase sólo con los libros que ya no tengan copyright porque si no ¡ay, mamita Kodama, que nos metemos en problemas!
Que lo disfruten.

Aire Nuestro

EL CABALLERO TRANSVERSAL

Él se desabrochó el abrigo y extrajo el hacha del lazo, pero no la sacó del todo, sino que la mantuvo cogida con la mano derecha debajo del abrigo. Sus brazos parecían incapaces de energía; notaba que se le entumecían y agarrotaban por momentos. Temía que el hacha se le escapara de la mano y cayera… Sentía vértigo.
–Pero ¿por qué está envuelta así? –gritó la vieja irritada, volviéndose hacia él.
No había un momento que perder. Sacó el hacha, la levantó con ambas manos y…
–¡Depón el hacha, rufián! –truena a su espalda la voz áspera de un tipejo que esgrime una pica–. No consentiré yo que en mis días y en mi presencia se dé muerte tan sucia a moza tan aseada.
Oído lo cual, Raskólnikov se dice «ancha es Siberia» y escurre el bulto, dejando a la vieja ojiplática:
–¿Y usted quién es? –pregunta…

Ver la entrada original 111 palabras más

Anuncios

Los comentarios están cerrados.