Regentas: la traductora leyendo

el

Aire Nuestro

medir-las-palabras1.jpg

La regenta a la Havana de Teresa Dovelpage«”La heroica ciudad dormía la siesta” comienza La Regenta. Leí en voz baja la frase y evoqué la Vetusta lluviosa de Clarín. ¿Acaso una novela ambientada en La Habana podría empezar así? Por lo de heroica, desde luego, no habría problemas. En nuestra capital hay heroísmo, si se ha de creer a los libros de historia patria, para guardar, para vender y para regalar a los países amigos. Con respecto a la siesta, tampoco encontraría dificultades. Con lo haraganes que son los habaneros, arman un catre en cualquier parte y se echan a dormir a pierna suelta… Pero no tuve tiempo de continuar establecendo paralelos. Una enfermera se asomó a la puerta del consultorio y voceó mi nombre….» comienza La Regenta en la Habana, o sea aventuras de una cougar literata, la novela de Teresa Dovelpage que acabo de leer. Entre otras cosas, la novela es una…

Ver la entrada original 335 palabras más