Los diseños de Zandi: una revelación de la diosa interior

Zandi_1

Oroginalmente publicada en Sub Urbano

Sandra Richardson, a quien conocemos por su nombre artístico de Zandi, llegó a Nuevo México en 1994. Nacida en Colorado, antes había vivido en Sydney, Australia, donde dirigió por trece años una galería de arte, Gallery Nomad.

Como tratante de arte, fue compradora para el prestigioso museo británico Victoria and Albert. Ha viajado por África, Indonesia, América Latina…por todo el mundo, pero afirma que conocer Taos fue algo especial.

“Sentí desde el inicio una conexión muy fuerte con esta ciudad y con sus gentes,” dice. “Eso tiene Taos, que te abraza al llegar y te permite realizar tus sueños.”

Así ha sucedido con ella. Desde que se estableció aquí, hace casi dos décadas, Zandi ha mostrado su talento en una variedad de empresas. Por muchos años tuvo una columna en el periódico The Horse Fly. Su columna se titulaba “Renegade Style” y era en extremo popular. También escribía para Taos News.

En Taos comenzó a interesarse por el diseño y la escritura.

“Estaba en mi camino hacia la reinvención,” dice.

En 2000 decidió emprender una nueva aventura, la de diseñadora de ropas. Le fue tan bien que pronto actrices como Shirley MacLaine y Goldie Hawn estaban usando sus diseños y dándolos a conocer.

Zandi ha exhibido y vendido sus ropas, que caen dentro de la categoría de “arte para ponerse” (wearable art) en la tienda de regalos del Museo de Arte de Taos y en muchos otros sitios. En este mes de octubre exhibió varios de sus diseños en el Festival de las Artes de Otoño de Taos.

Entre sus diseñadores favoritos se encuentra Oscar de la Renta, pues sus ropas “llenan al mundo de belleza,” explica, y por eso se identifica con él.

“Pienso que el trabajo de las mujeres es embellecer el mundo,” dice riendo. “Los hombres lo fastidian y nosotras le restauramos la armonía.”

Deja que tu diosa salga a la luz

Hay algo muy especial que tienen los diseños de Zandi, y es que revelan a la diosa que mora en el interior de cada mujer.

“Diseño ropas especiales, que una mujer puede sentir que se han hecho sólo para ella,” explica, sosteniendo uno de sus preciosos chalecos de la serie Eye Candy. “Disfruto del momento en que una clienta descubre ese vestido especial que la hace sentir única y sale de mi estudio feliz de haber descubierto, al mismo tiempo, su propia belleza.”

Todas las piezas, en la que Zandi usa tejidos hindúes, asiáticos y de muchos lugares más, se distinguen por su colorido y textura.

Después de terminar una pieza de ropa, la embellece con amuletos de Pakistán o de la India, o con conchas, botones, bordados, tejidos antiguos, sedas o con otros de los tesoros que ha coleccionado durante más de veinticinco años que lleva viajando a lugares exóticos.

“Mis ropas se pueden usar en todas las estaciones del año y, sobre todo, no necesitan plancharse. Todas se pueden lavar a mano y secar al sol,” dice. “Esto es fundamental, pues nuestro planeta necesita que lo cuidemos. Toda mi ropa está diseñada para ayudar a mantener la ecología y a ahorrar energía.”

Éste es un punto importante de la filosofía de Zandi, que se resume en el lema de su negocio: “las diosas no planchan.”

Por otro lado, Zandi considera que si alguien se siente bien al mostrar su belleza interna, esto tiene un efecto en los demás, que a su vez comienzan a revelar su propia belleza.

“La ropa influye en nuestra energía,” dice. “Me gusta ponerme piezas que eleven mi nivel de energía y hagan que me sienta más alegre y vital.”

Visitar el estudio de Zandi es como reencontrarte con una amiga a quien no has visto en mucho tiempo. No se trata de venderte una pieza de ropa; ella te recibe en su propia sala y se sienta contigo a conversar, a tomar té o café y a comer galletitas. Te hace sentir en casa. Y lo más importante, te lleva de la mano a un universo pleno de belleza, no sólo para el ser individual, sino también para todo el planeta.

Para saber más sobre los diseños de Zandi, visita su sitio en la red

http://zandidesigns.com.

o ponte en contacto con ella por teléfono (575) 751-1882

Anuncios