Regentas: la traductora leyendo

Originalmente publicado en Aire Nuestro:

medir-las-palabras1.jpg

La regenta a la Havana de Teresa Dovelpage«”La heroica ciudad dormía la siesta” comienza La Regenta. Leí en voz baja la frase y evoqué la Vetusta lluviosa de Clarín. ¿Acaso una novela ambientada en La Habana podría empezar así? Por lo de heroica, desde luego, no habría problemas. En nuestra capital hay heroísmo, si se ha de creer a los libros de historia patria, para guardar, para vender y para regalar a los países amigos. Con respecto a la siesta, tampoco encontraría dificultades. Con lo haraganes que son los habaneros, arman un catre en cualquier parte y se echan a dormir a pierna suelta… Pero no tuve tiempo de continuar establecendo paralelos. Una enfermera se asomó a la puerta del consultorio y voceó mi nombre….» comienza La Regenta en la Habana, o sea aventuras de una cougar literata, la novela de Teresa Dovelpage que acabo de leer. Entre otras cosas, la novela es una…

Ver original 335 palabras más

La publicación digital: miedo al ciberespacio

PORTADAKindle

Hace tres años, cuando mi amiga Marlene Moleón, fundadora de Eriginal Books, me comentaba sobre la publicación digital, yo todavía no estaba lista para dar el paso. Me horrorizaba la posibilidad de publicar un eBook y que nadie se enterase de su existencia. Mi experiencia con los editores tradicionales me decía que éstos no tocarían una obra ya publicada, aunque fuera sólo en versión digital y aunque hubiera vendido sólo tres ejemplares.Sobre todo si sólo había vendido tres ejemplares. En ese caso estaría echando por la borda el esfuerzo de años de trabajo, cosa que no me parecía justa. Ni para el libro en cuestión ni para mí.

Más tarde me vi obligada a modificar mis ideas. A esto contribuyó la experiencia de autores que han tenido un éxito formidable con sus libros electrónicos publicados en Amazon, como Blanca Miosi, Mercedes Pinto Maldonado y Rafael Costa, que, según informa Moleón en su blog, ha firmado un contrato con una de las más grandes editoriales de España para llevar su novela La interpretadora de sueños a las librerías, después que la obra estuviera varias veces entre los cien libros más vendidos de Amazon España.

Por su parte, Moleón publicó en 2013 Bestsellers 2.0, Historias de éxito en Amazon, un volumen en el que, nos aclara, no se encuentra “la fórmula mágica para convertir tu libro en un bestseller,” sino recomendaciones valiosas para los interesados en explorar las oportunidades del nuevo mundo de la publicación digital, donde se comparten experiencias de varios autores exitosos.

Al llegar a este punto me sentía ya dispuesta para, al menos, comenzar a explorar.

Ofrecer gratis para vender después

Como aún no me atrevía a lanzar un manuscrito inédito a las aguas tormentosas del ciberespacio, me decidí por un término medio. Empecé mi aventura kindlelesca con una colección de artículos que habían aparecido en el periódico Taos News, para el que escribo dos columnas semanales. El libro, A Brief Guide to Taos, no se movió durante mucho tiempo, lo que me hizo felicitarme por no haberle confiado a Amazon nada más sustancioso —también a los paranoicos nos persiguen, ¿verdad?

Así las cosas, cuando Moleón sugirió que lo ofreciera gratis en una promoción de cinco días pensé que no tenía nada que perder. Para mi sorpresa, dos días después haber terminado la promoción, el libro comenzó a venderse. Vamos, no fue nada del otro miércoles (calculo que el producto de las ventas sólo me alcanzará para cenar en uno de los restaurantes reseñados, y gracias) pero sí resultó revelador sobre el comportamiento del mercado electrónico. El hecho de ofrecer el libro gratis permitió que un número considerable de lectores lo bajara y esto, a su vez, contribuyó a auparlo en las listas de Amazon: si alguien buscaba una guía de Taos, una de las primeras opciones que le aparecía en pantalla era la mía.

La Regenta en Kindle

Este modestísimo éxito me animó a intentar otra aventura digital con La Regenta en La Habana, una novela que había salido en 2013 con la editorial Edebé en España y sobre la que conservaba los derechos electrónicos. Revisé el libro, hice algunos cambios sin importancia a la edición original y encargué una portada a Ernesto Valdez —antes, otro Ernesto muy querido, González, aka  Maurice Sparks, le había hecho untráiler. Y con la ayuda inestimable de Marlene Moleón, mi hada madrina en estos bretes cibernéticos, subí la Regenta habanera a Amazon.

Uno de los consejos que se repiten como un mantra a los autores independientes es promocionar, promocionar, promocionar. Hay que hacer ruido, hay que lograr que el público lector (y no sólo tus amistades y familia) sepa que el libro existe. Mi estrategia de marketing, si se me permite darle un nombre tan rimbombante a mis tímidos esfuerzos por correr la voz, incluyó la creación de una página de Facebook dedicada al libro, además de usar mi página personal en esta red y en LinkedIn, de abrir una cuenta en Twitter y de anunciar la publicación de la novela en mis blogs.

A los pocos días decidí usar la misma estrategia que tan buen resultado me había dado con A Brief Guide to Taos. De nuevo salió bien; más de cien personas (la mayoría, justo es decirlos, amigos y conocidos que se encontraban en mi lista de emails, a quienes avisé por este medio) bajaron el libro. Sin embargo, recibí la sorpresa de un par de reseñas elogiosas que no eran de amistades. Durante mi visita a la feria del Libro de Tijuana hablé sobre este libro y, como la promoción todavía duraba, animé a quienes asistieron a mi presentación a bajarlo gratis.

Continúan los experimentos

Una de las ventajas de publicar en línea es que le permite al autor jugar con el precio, cambiar el contenido del libro, la portada e incluso modificar el título. Y para mí, había llegado la hora de los experimentos.

Me habían asegurado que las novelas románticas se vendían bien. La protagonista de mi Regenta es una profesora universitaria que enseña la obra de Clarín y se enamora de un estudiante veinte años más joven que ella. Aunque nunca me había pasado por la mente considerarla una “novela de amor,” pensé que tampoco sería estirar demasiado la cuerda si la ponía en esa categoría. Le cambié el subtítulo de Aventuras de una cougar literata a El romance de una cougar literata. La palabra romance debe contener algún tipo de talismán semántico oculto entre sus siete letras porque tuve cinco ventas seguidas en menos de dos horas.

He seguido promocionando el libro y probando estrategias nuevas, como ofrecérselo a blogueros que interesados en reseñarlo en sus espacios.

Conclusión

Puesto que sólo he trabajado con Amazon no puedo hablar de otras editoriales similares, al menos no por experiencia propia. Sin embargo, aprovecho para decir que el sello Suburbano Ediciones ha publicado más de 50 eBooks.

“Como tienda, alojamos editoriales independientes pequeñas—tenemos once,” dice su director, Pedro Medina.

En el momento en que escribo estas líneas, mi cougar literata se encuentra en el lugar 62 de libros vendidos en Amazon.com, en las categorías “Literature & Fiction > United States > Hispanic American.”

No estoy segura de lo que significa esto, aunque supongo que es mejor estar en el lugar 62 que en el 200, pongamos por caso. Tampoco vivo convencida de que la edición digital por cuenta propia sea la solución ideal para todo autor, ni para todo tipo de manuscrito. Pero es, sin dudas, una opción que merece explorarse. Es una puerta que se nos ha abierto y lo menos que podemos hacer es asomarnos, aunque sea a curiosear.

Quisiera terminar con una cita de Bestsellers 2.0:

“Si escribes porque no puedes dejar de hacerlo, si escribes porque disfrutas escribir, si escribes para vivir y no para vivir de la escritura, entonces continúa con esta aventura.”

 

Aventuras de una cougar literata

Mi novela La Regenta en La Habana, inspiriada en la obra de Leopoldo Alas, se publicó en 2012 por la editorial Edebé, en España.

En febrero de 2014, gracias a Marlene Moleón, editora de Eriginal Books, decidí sacarlo en versión Kindle y ya se encuentra disponible en Amazon

 

Este  es mi propio anuncio promocional

PORTADAKindle.

 

A Brief Guide to Taos

Teresa Dovalpage - A Brief Guide to Taos. Where to Eat, Shop, Work Out... and More

Publicado por Eriginal Books, se encuentra ya en Amazon Kindle

Entrevista a Gabriela Ovando

Gabriela Picture

Entrevista originalmente publicada en Sub Urbano

Gabriela Ovando d’Avis es escritora y periodista. Nativa de Cochabamba, Bolivia, ahora vive en Fort Lauderdale, Estados Unidos. Se licenció en Comunicación, obtuvo una maestría en Literatura Latinoamericana y se doctoró en Estudios Comparativos en Florida Atlantic University. Dirigió el semanario Mujer del diario Los Tiempos (Bolivia) y ha sido columnista de las páginas de Opiniones y Perspectiva de El Nuevo Herald y The Miami Herald, entre 1994 y 2005. Entre sus obras se encuentran Atisbos (La Paz: Plural Editores, 1998), una colección de crónicas presentada por Elena Poniatowska, El retorno del héroe (Ann Arbor: UMI, 1999), un estudio crítico sobre Lituma en los Andes, de Mario Vargas Llosa; Al rumor de las cigüeñas (Miami-La Paz: Plural Editores 2003, 2da. edición 2008), novela que recibió elogiosos comentarios de la crítica en diversos países, tras su primera edición en Estados Unidos; y A grandes males, grandes reformadores (La Paz-Miami: Plural Editores, 2008), ensayos sobre el proceso de cambio y las autonomías en Bolivia.

Ha terminado una segunda novela histórica, Los mellizos de Nápoles, sobre la cual habla en esta entrevista. Esta fascinante novela sigue la trayectoria de dos hermanos, Marie Jo y Francisco de Paula Sanz (Frasquín), cuya vida comienza en Nápoles y continúa, en una ininterrumpida serie de aventuras, en Madrid, Buenos Aires y Charcas (hoy Bolivia). Su interesantísima y agitada existencia es el pretexto que usa Gabriela Ovando para llevar al lector a un recorrido por la historia española y latinoamericana del siglo XIX. La obra está contada en  “la voz de los perdedores,” que  se deja escuchar en los muchos capítulos narrados por Marie Jo, que, como mujer y europea, expone una visión bastante diferente a la que se acostumbra leer sobre las guerras de independencia de Hispanoamérica, al menos desde este lado del Atlántico.  Los orígenes de Bolivia y las luchas internas, de antaño y de hogaño, en América Latina, se presentan en un marco que combina lo mejor de la tradición de la novela histórica con el acertado análisis de la realidad contemporánea. Además de resultar una lectura singularmente entretenida, esta novela es un ejemplo de la importancia de estudiar el pasado para comprender el presente.

La novela se presentará durante la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, entre el 24 de mayo y el 3 de junio del 2014.

A continuación, una entrevista con la autora.

Teresa Dovalpage: Escribir sobre temas históricos no es siempre fácil. ¿Cuán difícil te fue integrar la realidad con la ficción?

 

Gabriela Ovando: No es fácil porque tienes que leer muchísimo, investigar y acudir a muchas bibliotecas, a veces en otras ciudades, en otros países, en fin, donde crees que puedes encontrar el material que buscas. Si bien internet es hoy una gran herramienta, no lo es todo, ni mucho menos. En mi caso y para mi última novela, Los mellizos de Nápoles, tuve que armar primero el rompecabezas y luego desplazarme, salir de casa, de mis libros de consulta y visitar fuentes mayores, como el Archivo Nacional de Buenos Aires, el de Sucre en Bolivia, el de Historia de Santa Cruz, también en mi país de origen, y finalmente la Biblioteca Widener de Harvard, que resultó la fuente mayor de todas mis consultas, porque allí descubrí que se encontraban los textos más inesperados y sorprendentes, jamás imaginados, que me permitieron escribir la novela que pude terminar en el 2013. La historia fue desde siempre mi telón de fondo, porque todo lo que he escrito hasta ahora se origina en ella. Historia antigua y reciente, grande y chica, que poco a poco fue convirtiéndose en una narrativa íntima, en una mitología personal que a trancas y barrancas dio a luz una voz propia. De modo que integrar la historia —o la realidad— con la ficción, el principal quehacer de mi vida en todos los órdenes, no me resultó un afán rebuscado pero sí trabajoso, arduo y cotidiano. Porque la realidad estaba allí, como el dinosaurio de Monterroso, y yo tuve que darle el toque mágico que exige la buena literatura. Porque de otro modo no consigues la atención de los lectores, quienes son al fin y al cabo los destinatarios de lo que uno escribe. En eso consisten todas las técnicas de la novela, las de Vargas Llosa que han sido para mí una guía indispensable, y la “carpintería” de García Márquez, quien acaba de morir y nos ha legado tanto… Trabajo diario, armar, desarmar y volver a armar los textos, hasta que en ellos desaparezcan las  angustiosas correcciones del escritor y el texto fluya como un río diáfano y libre.

 

Teresa Dovalpage: Sí, aparte de la armazón literaria, que tan bien acabas de describir, tratar asuntos históricos es mucho más trabajo que escribir sobre temas actuales. Entonces, ¿por qué decidiste escribir otra novela histórica?

 

Gabriela Ovando: Porque no tuve otra opción, mi querida Te. Intuyo que mi mente y mi alma estaban programados para emprender con otro salto al vacío, que pese a las dificultades culmine con una íntima y renovada alegría, en este caso revivir y eternizar a los mellizos de Nápoles, para que ellos nos sobrevivan, como diría Pirandello. Aunque para ello son siempre indispensables los lectores, a quienes invito a leer esta nueva historia.

 

Teresa Dovalpage: ¡Y seguro que aceptarán tu invitación! ¿Cuánto tiempo te llevó el proceso de investigación para Los mellizos de Nápoles?

 

Gabriela Ovando: Dos años y pico. Hasta que me di de bruces con la biblioteca Widener, durante un verano inolvidable cuando sus bibliotecarias me recibieron como hadas madrinas y me proporcionaron los textos más insospechados, que llegaban a diario en un camioncito a la una y media de la tarde, desde un depósito al norte de Salem, Massachussets. Jamás podré agradecerles lo suficiente. Como también agradezco a Ricardo Mase y al señor Nuñez, en Buenos Aires, a Paula Peña en Santa Cruz, y a Marcela Inch y a María en Sucre.

 

Teresa Dovalpage: Un día habrá que hacerle un monumento al Bibliotecario Desconocido, esa maravillosa especie que está en peligro de extinción. ¿Cuál es, en tu opinión, el mayor reto a la hora de escribir una novela histórica?

 

Gabriela Ovando: Estar dispuestos a investigar sin pensar en el tiempo que ello requiera. En ser disciplinados y honestos durante la investigación. Y libres a lo largo de la escritura del texto.

 

Teresa Dovalpage: ¡Me encanta esa definición! Disciplinados, y libres… La tendré en cuenta si algún día me meto en algún berenjenal histórico. Ahora cuéntame, ¿tienes una rutina para escribir? ¿Algún tipo de ceremonias para llamar a la musa?

 

Gabriela Ovando: ¿Llamar a la musa? Escribir es un trabajo duro, y tú lo sabes. Mi rutina es comenzar los lunes y los miércoles a las ocho de la mañana (los únicos días que tengo para escribir, porque los demás días de la semana trabajo como administradora en la práctica de medicina privada de mi marido y mi hijo, en Fort Lauderdale, oficio que nos da el pan y muchos otros beneficios para vivir), programar la música clásica que me acompañe hasta el final del día, las seis o siete de la tarde, encender una vela con olor agradable y concentrarme en la escritura. Tener a la mano mis diccionarios de la RAE, de sinónimos y de usos y dudas de la lengua española y, manos a la obra. Sentarme frente a la pantalla del ordenador, de mi computadora Mac (nunca pude entenderme con una PC) y escribir, escribir, varias páginas en un día bueno y una o dos en días menos buenos.

 

Teresa Dovalpage: Qué envidia esa disciplina que te permite plantificarte frente a la Mac a semejante hora…¿Y qué aporta la literatura a tu vida?

 

Gabriela Ovando: Todo.

 

Teresa Dovalpage: Así mismo es. ¿Algún consejo para quienes comienzan la carrera de las letras (un término que hubiera usado Marie Jo en su época)?

 

Gabriela Ovando: Recordar, escribir y publicar son tareas que nunca serán banales, todo lo contrario. La dupla de corazón y educación es la vencedora.

 

Teresa Dovalpage: Muchas gracias, Gabriela, por esta entrevista, y espero que  Los mellizos de Nápoles tenga una excelente acogida, como merece.

 

 

Entrevista a Héctor Zabala, director de REALIDADES Y FICCIONES.

Revista: Realidades y ficciones
Sitio en la red:  http://revista-realidades-y-ficciones.blogspot.com/
País: Argentina
Dirección de contacto: zab_he@hotmail.com
 
Entrevista a su director, Héctor Zabala

Sobre Héctor Zabala: Buenos Aires, Argentina, 1946. Narrador, ensayista. Más de ochenta revistas y sitios literarios han publicado sus cuentos y artículos. Director de la revista y del suplemento de REALIDADES Y FICCIONES, ex redactor de REVISTA SESAM (2007-2009). Jurado en SADE – Tres de Febrero (2009) y en dos certámenes de SESAM (2007 y 2008). Contador público nacional (UBA). Maestro Internacional de Ajedrez (ICCF).

My Photo

Entrevista a Héctor Zabala, director de REALIDADES Y FICCIONES.

 

Teresa Dovalpage: Realidades y Ficciones es una revista literaria sin fines de lucro. ¿Cuándo se fundó y cuál es su objetivo principal?

Héctor Zabala: Sí, REALIDADES Y FICCIONES es una revista literaria sin fines de lucro. De ahí que utilicemos como soporte el blog pues no disponemos de presupuesto para editarla en papel. La revista fue fundada a mediados de 2010 y su objetivo es difundir literatura de excelencia y artículos culturales en general. A marzo de 2014 llevamos publicados dieciséis números que mantienen una frecuencia trimestral. Hasta hoy hemos logrado sumar unos 3400 lectores en todo el mundo hispano más algunos otros de países que no hablan castellano y que nos han descubierto a través del buscador de Google o por recomendación de suscriptores más antiguos. Cabe destacar que esto lo hemos logrado sin patrocinio ni publicidad comercial de ningún tipo, lo que nos da mucho más entusiasmo que al inicio.

 

Teresa Dovalpage: Sin dudas que sí La mejor publicidad en estos casos es el boca a oreja. ¿Tienes colaboradores habituales que desees destacar?

Héctor Zabala: Al principio trabajé solo pero pronto se sumaron dos escritores argentinos: el poeta y crítico literario Luis Benítez, quien siempre anda a la pesca de nuevos valores en poesía, y el filósofo y destacado especialista en Borges, Agustín Romano, con quien ya habíamos publicado la REVISTA SESAM durante algunos años. Debo agradecer asimismo el gran trabajo de corrección que cumpliera durante varios números la poeta argentina Liliana Lapadula, que después debió abandonar esa tarea por falta de tiempo. Esta importante función la cumple hoy la cuentista argentina Noelia Barchuk, que revisa y corrige con gran profesionalidad los originales de la REVISTA y el SUPLEMENTO a publicar (lo que en papel sería la prueba de galera) pese a que residimos a unos mil kilómetros de distancia y aún no nos conocemos personalmente. También debo incluir en este grupo a Anna Rossell, crítica y escritora española de origen catalán, que colabora de manera permanente desde hace mucho tiempo. Por otra parte, en pocas semanas se incorporará a nuestro equipo la pintora mexicana, residente en Arizona, Mónica Villarreal, en calidad de ilustradora.  De más está decir que todos los aquí nombrados, al igual que yo, trabajan en este proyecto literario con carácter ad honorem.

 

Teresa Dovalpage: ¡Felicidades a todos por su labor! ¿La revista está formalmente registrada?

Héctor Zabala: Sí, la REVISTA está legalmente registrada y el SUPLEMENTO, también. Aproximadamente al año de comenzar las ediciones, gestioné los registros pertinentes. Era mi responsabilidad como director. Obtuve sendos registros ante la Dirección Nacional del Derecho de Autor de la República Argentina (DNDA-RA), país donde se domicilian ambas publicaciones. También, los dos códigos de ISSN en CAICYT (Centro Argentino de Información Científica y Tecnológica) del CONICET. En los blogs pueden leerse los códigos y números de expedientes en cada caso. Esto nos asegura que lo publicado en revista y suplemento gozan de protección legal y reafirma públicamente la propiedad intelectual del autor que colabora con nosotros. A tal efecto, solicitamos en un apartado de los blogs a quienes deseen copiar y publicar nuestros artículos que soliciten la autorización del autor respectivo. Esa es la razón por la que indicamos los correos electrónicos debajo de sus biografías. En síntesis, tratamos de ser muy serios en nuestro trabajo.

 

Teresa Dovalpage: ¿La revista y el suplemento poseen otros colaboradores además de los nombrados?

Héctor Zabala: Sí, bastantes, la REVISTA se vino nutriendo de colaboraciones enviadas por sólidos catedráticos y escritores, a saber: Tomás Stefanovics (Montevideo, Uruguay / Münich, Alemania), Gustavo Flores Quelopana (Lima, Perú), María Isabel Amor Illanes (Las Condes, Chile), Agustín Arosteguy (Balcarce, Argentina / Bilbao, España), Francisco Angulo Lafuente (Madrid, España), Felipe Acuña Lang (Santiago, Chile), María del Carmen Castañeda Hernández (Tijuana, México), Santiago Sevilla Vallejo (Madrid, España), Lidia Morales Benito (Salamanca, España), Patricia Eguiguren E. (Quito, Ecuador), María Amelia Díaz (Castelar, Argentina), Vivina Perla Salvetti (Porlamar, Venezuela / Villa Ballester, Argentina), Reneé Acosta (Chihuahua, México), Marcos Rodrigo Ramos (Moreno, Argentina), Pablo Cassi (San Felipe, Chile), Daniel Abelenda (Carmelo, Uruguay), y de la caricaturista Lucero Balcázar (México D.F., México). Son unos diecisiete hasta ahora, y digo hasta ahora, porque trimestre a trimestre se suman nuevos. En cuanto al SUPLEMENTO, el número de autores-colaboradores ya superó los ciento cuarenta. Actualmente estamos publicando a razón de diez autores por edición. No fue así durante el primer año, en el que editábamos currículo, foto y obras a medida que se recibía el material. Sin embargo las normas de la DNDA-RA, que exigen periodicidad para las publicaciones bajo su registro, nos obligó a adoptar la misma frecuencia trimestral que ya teníamos para la REVISTA.

Cabe repetir aquí lo ya dicho en mi respuesta a tu segunda pregunta: todos estos colaboradores también tienen carácter ad honorem.

 

Teresa Dovalpage: ¿Aceptan todo tipo de género como colaboración (artículos, entrevistas, ficción, poesía…) y cómo es la organización interna de ambas publicaciones?

Héctor Zabala: La REVISTA está dirigida fundamentalmente a artículos, ensayos y crítica sobre obras de grandes escritores o escuelas literarias. También hay entrevistas a escritores de cierto renombre. Al mes de publicado el primer número de la REVISTA, a la par de una respuesta masiva de interesados por suscribirse, nos llegaron algunos trabajos (poemas, cuentos, fragmentos de novelas) de lectores interesados en que se conocieran sus propias obras. Esto nos obligó a abrir una publicación aparte para atender a esas expresiones literarias que no las teníamos previstas dentro del primitivo plan. Así nació el SUPLEMENTO. En el SUPLEMENTO aceptamos creaciones propias de quien colabora: ficción, narrativa corta, poesía, etc., incluso pequeñas obras teatrales.La suscripción es gratuita. Trimestralmente (marzo, junio, septiembre y diciembre) se avisa a los suscriptores la salida del número nuevo de la REVISTA y del SUPLEMENTO a través de correos electrónicos.  Últimamente también se incorporó el Twitter como medio de aviso (@RyFRevLiteraria). En Facebook estamos en: https://www.facebook.com/ryf.literaria

 

Teresa Dovalpage: ¿Prefieren, o prefieren NO recibir, algún género en específico?

Héctor Zabala: No discriminamos ni censuramos, salvo que la obra no tenga un mínimo de calidad o se trate de algo de pésimo gusto. Por supuesto que si alguien pretende que le publiquemos toda una novela en el SUPLEMENTO no se lo haremos por su extensión, pero sí le publicaríamos currículo, foto y algún fragmento corto y significativo que él mismo elija de esa novel. De hecho, hemos recibido obras de todas partes del mundo hispano y hasta de autores que aman el idioma español aunque su lengua natal sea otra. Recuerdo que hemos publicado colaboraciones de una poeta polaca, otra rumana, un poeta hindú, un escritor brasileño, etc. No nos interesa el origen ni el tema sino el esfuerzo y la calidad.

 

Teresa Dovalpage: ¿Cuál es la extensión mínima y cuál es la máxima en cada caso?

Héctor Zabala: Para los artículos que se editan en la REVISTA no hay estrictamente una extensión mínima ni máxima. Quienes colaboran son casi siempre catedráticos o escritores profesionales que escriben sobre tal autor, tal libro o un ensayo, y eso ya basta para dejar la extensión del artículo al buen criterio de ellos mismos.Con el SUPLEMENTO el asunto es distinto. Generalmente, editamos por autor dos o tres cuentos breves o varios poemas cortos o una combinación de ambos géneros y mantenemos pendiente para otro suplemento el resto del material que nos envían.

De todas formas, para evitar problemas, siempre adelantamos las NORMAS EDITORIALES a los interesados en publicar.

 

Teresa Dovalpage: ¿Los materiales que se les ofrezcan deben ser inéditos o pueden haber aparecido ya en algún otro formato?

Héctor Zabala: No, no discriminamos en ese sentido. Nuestro criterio es simple: si un artículo es bueno, nunca cansará a los lectores así se lo haya publicado mil veces. No pretendemos tampoco tener la “exclusiva” ni la “primicia”. No caemos en ese infantilismo propio del periodismo de batalla. Pretendemos que nuestro servicio sea trascendente y no sostenido por esos alfileres que en literatura de nada sirven.

 

Teresa Dovalpage: Aparte de leerse unos cuantos números anteriores, ¿qué le aconsejarías a un autor que quiera publicar en Realidades y Ficciones?

Héctor Zabala: Calidad. Los números anteriores son una buena guía de lo que se pretende. Digamos que apenas nos leen, cualquier catedrático o crítico especializado se compenetra del espíritu de la REVISTA y aporta su granito de arena (que suele ser una montaña) para que todos aprendamos un poco más de literatura. A quienes envían sus propias obras al SUPLEMENTO aconsejo paciencia porque las colaboraciones últimamente tienen un retraso de alrededor de un año para ser publicadas, tanto es el interés por colaborar en REALIDADES Y FICCIONES.

 

Teresa Dovalpage: ¿Hay algún otro blog de Realidades y Ficciones?

Héctor Zabala: Sí, hace un tiempo hemos abierto un blog que llamamos RyF INFORMA, destinado a promocionar gratuitamente libros o publicaciones literarias que editen nuestros suscriptores. No tiene una frecuencia periódica (de ahí que no tenga registro de ISSN ni ante la DNDA-RA) y se trata de un blog simple. El suscriptor nos envía su currículo, una reseña breve del libro y fotos de su cara y tapa del libro, más los datos de contacto, y le publicamos todo.

 

Teresa Dovalpage: ¿Dónde se pueden encontrar todos los números de las publicaciones de Realidades y Ficciones?

Héctor Zabala: En estos tres blogs:

REALIDADES Y FICCIONES – Revista literaria  (ISSN 2250-4281)

http://revista-realidades-y-ficciones.blogspot.com/

SUPLEMENTO DE REALIDADES Y FICCIONES (ISSN 2250-5385)

http://colaboraciones-literatura-y-algo-mas.blogspot.com/

RyF INFORMA (IBSN 2250-08-08-64)

http://realidades-y-ficciones-informa.blogspot.com.ar/

 

Teresa Dovalpage: ¡Muchas gracias, Héctor!

Héctor Zabala: No, gracias a vos, Teresa, por la importante labor de tu blog en favor de la literatura y de todos los quijotes que nos dedicamos a ella.

Estimado escritor

 

REALIDADES Y FICCIONES está disponible para todo aquel que haga LITERATURA.

Pero ante todo conviene aclarar cómo es la estructura de la REVISTA y del SUPLEMENTO, a fin de evitarnos interpretaciones erróneas en el futuro. En principio, toda colaboración es a título gratuito. Se trata de una quijotada literaria, de la que ninguno de nosotros obtiene ganancia económica.

 

Caso 1) En la revista REALIDADES Y FICCIONES (ISSN 2250-4281), incluimos artículos o ensayos sobre escritores consagrados, AJENOS al autor del artículo o ensayo. Así por ejemplo, si usted nos enviara un buen artículo sobre Tolstoi, Kafka, Neruda, Cortázar o quien sea, se lo publicaremos en la REVISTA. En tal caso, con su primer trabajo incluimos su currículo y foto. Para este supuesto, su colaboración la envía directamente a:  zab_he@hotmail.com.

 

Caso 2) Si en cambio, usted nos enviara una obra propia (poema, cuento, relato, etc.), se la publicaremos en el SUPLEMENTO DE REALIDADES Y FICCIONES (ISSN 2250-5385), junto con su currículo y foto. En este caso, debe enviar su colaboración a:  nestoralzaga@hotmail.com.

 

Al pie se encuentran las NORMAS EDITORIALES para ambos casos.

 

Esta política editorial la aplicamos a rajatabla, incluso a quienes estamos trabajando desde la primera hora en esto. Fíjese, por ejemplo, que Luis Benítez, quien lleva nuestra sección de Poesía, tiene algunos de sus poemas en el SUPLEMENTO Nº 22. O como mi caso, en el que algunas de mis narraciones y una obra teatral figuran en el SUPLEMENTO Nº 56.

 

Esperando su colaboración, lo saluda muy atentamente.

 

Héctor Zabala

Director de REALIDADES Y FICCIONES

Ciudad de Buenos Aires, Argentina

zab_he@hotmail.com

 

REALIDADES Y FICCIONES – Revista literaria  (ISSN 2250-4281)

http://revista-realidades-y-ficciones.blogspot.com/

 

SUPLEMENTO DE REALIDADES Y FICCIONES (ISSN 2250-5385)

http://colaboraciones-literatura-y-algo-mas.blogspot.com/

 

RyF INFORMA (IBSN 2250-08-08-64)

http://realidades-y-ficciones-informa.blogspot.com.ar/

 

LITERATURA Y ALGO MÁS… (IBSN 2250-17-06-46)

http://hector-zabala.blogspot.com/

 

 NORMAS EDITORIALES PARA COLABORACIONES

 

Caso 1

COLABORACIÓN para REALIDADES Y FICCIONES – REVISTA LITERARIA (ISSN 2250-4281)

(ARTÍCULOS Y ENSAYOS sobre OBRAS AJENAS)

Debe hacerlo a:  zab_he@hotmail.com

Incluya especialmente (todo en un solo email):

La leyenda “COLABORACIÓN PARA REVISTA RyF” en el ASUNTO de su email de envío.

• Un breve currículo (en lo posible, en tercera persona y con no más de 1000 caracteres) en Word (.doc).

• Una foto (tipo 4cm x 4cm) en formato JPG.

• Un ensayo o artículo sobre otro autor, obra literaria, escuela literaria, período literario etc. en Word (.doc).

 

Para una guía más acabada, puede ver REALIDADES Y FICCIONES – REVISTA LITERARIA(http://revista-realidades-y-ficciones.blogspot.com/), blog en el que se incluyen estas colaboraciones.

La revista se edita cuatro veces por año (marzo, junio, septiembre y diciembre).

 

 

Caso 2

COLABORACIÓN para SUPLEMENTO DE REALIDADES Y FICCIONES (ISSN 2250-5385)

(OBRAS PROPIAS)

 

Debe hacerlo a:  nestoralzaga@hotmail.com

 

Incluya especialmente (todo en un solo email):

La leyenda “COLABORACIÓN PARA EL SUPLEMENTO RyF” en el ASUNTO de su email de envío.

• Un breve currículo (en lo posible, en tercera persona y con no más de 1000 caracteres) en Word (.doc).

• Una foto (tipo 4cm x 4cm) en formato JPG.

• Uno o dos cuentos o relatos cortos o poemas, que no supere EN TOTAL los 5000 caracteres, en Word (.doc).

 

Para una guía más acabada, puede ver el SUPLEMENTO DE REALIDADES Y FICCIONES(http://colaboraciones-literatura-y-algo-mas.blogspot.com/), blog en el que se incluyen estas  colaboraciones.

El Suplemento se edita cuatro veces por año (marzo, junio, septiembre y diciembre).

 

IMPORTANTE: A la fecha, para el Caso 2 hay bastantes colaboraciones pendientes de publicación de todas partes del mundo. Las vamos incorporando por riguroso orden de ingreso hasta cubrir diez escritores por edición. De ahí que pedimos paciencia porque a la fecha, por lo menos, los dos SUPLEMENTOS próximos a publicarse ya están completos.

 

 

Revisitando a Anika Lillo: incansable e incombustible

Anika Entre Libros

Hace poco más de tres años le hice una entrevista a Anika Lillo, creadora de una magnífica web literaria que ha evolucionado durante más de diecisiete años. Su portal en la red, Anika Entre Libros, ha tenido varias versiones y ahora, con un formato dinámico y súper efectivo, se le puede encontrar aquí.

Anika entre libros

Es un placer (y una manera de aprender) volver a entrevistar a Anika.

 

Teresa Dovalpage: Dieciséis años es sin dudas un motivo de celebración, los sweet 16 que llamamos por este lado del Atlántico. ¿Cómo resumirías la labor de Anika entre Libros en  más de una década y media?

 

Anika Lillo: Pues en realidad son casi 17 y medio ya. Creo que la mejor forma de resumirla sería utilizando los adjetivos que suelen utilizar muchas veces cuando me presentan a mí: incansable e incombustible. Obviamente yo sí me canso, me agoto a veces incluso, y se puede decir que ha ido a más conforme han pasado los años porque se ha hecho más importante, el compromiso es más fuerte y la web no nació para rendirse. ¿Cómo ha sido la labor de la propia web? Yo diría que se ha dedicado a fomentar la lectura sobre todo y que nadie puede negar que cumple con creces su meta. Para mí, en todo caso, es satisfactoria.

 

Teresa Dovalpage: Y para tus lectores también. Más que satisfactoria, pues no hay muchos lugares donde exista tanta y tan buena información acumulada y de fácil acceso. Me parece maravilloso que hayas abierto una página de publicidad para anunciantes. Muchas personas hacen este tipo de trabajo, como lo hiciste tú misma por años, de gratis. ¡Pero gratis no nos dan los frijoles! ¿Algún consejo que quieras dar a los que se interesen en convertirse en empresarios virtuales?

 

Anika Lillo: No soy la más indicada en dar consejos porque siempre quise que fuera todo gratis, nunca tuve una idea inicial de que fuera un negocio como otras páginas que nacieron directamente con ese espíritu, y hasta que me di cuenta de que era un trabajo enorme que me impedía, en todo caso, tener otro con el que ganarme un sueldo, no tomé la decisión de hacer algo al respecto. Digamos que ya lo tenía que estar ganando antes y que como he empezado tan tarde soy una absoluta novata en esto. Precisamente por eso esa parte del negocio no la llevo yo, está en manos de un profesional.

 

 

Teresa Dovalpage: Delegar responsabilidades es también parte de una buena gestión empresarial. Ahora cuéntame de tu labor como escritora. Además de los relatos que has escrito o epilogado ¿has considerado escribir una novela?

 

Anika Lillo: No lo he considerado porque lo he hecho muchas veces; de niña ya lo hacía, de adolescente también, de jovencita escribí muchas… Con el tiempo, como no le daba mucha importancia porque escribía simplemente porque me gustaba, he llegado a perder novelas enteras (a veces por trastadas de la informática, otras porque me robaron o perdieron manuscritos que no tenían copia, etc.). No hace mucho pensaba “¿y si vuelvo a escribir para hacer algo distinto de lo que hago día a día?”, pero me da mucha pereza, quizás porque apenas tengo tiempo. Eso sí, no me dejes sin boli ni papel, o sin ordenador, porque de vez en cuando no puedo evitar escribir notas que dicen “ideas para posible novela”, y ahí me dejo los apuntes. Quién sabe…

 

Teresa Dovalpage: Quién sabe…Pues ojalá te animes y escribas algo porque talento tienes y persistencia, que es la madre del cordero en este asunto de la escritura, también tienes hasta para regalar. ¡A ver cuándo nos das la sorpresa de ver una novela tuya publicada! Y hablando de publicaciones, ¿cuál es tu opinión sobre la autopublicación electrónica en espacios como Kindle, de Amazon o cualquier otro tipo de formato de eBooks?

 

Anika Lillo: La autopublicación tiene un riesgo enorme para el lector: puede encontrarse con libros horrorosamente escritos que no han pasado por correctores, a veces ni ortográficos. También habrá -las hay de hecho, según me cuentan- joyitas, aunque no son especialmente los libros más vendidos, y esa es otra de las trabas de estas plataformas pero para el autor: no se tienen campañas como se tuvieron siempre en editoriales físicas. Aunque claro… últimamente eres afortunado si tu editorial te hace campañas publicitarias, pero debo decirte que yo me paso la vida recibiendo publicidad de libros de muchas editoriales así como eventos, firmas, ofrecimientos de entrevistas, etc, y esto en el mundo del ebook no tiene la misma posibilidad porque no tienes detrás a nadie que te respalde ¡ni siquiera el libro para fotografiarlo contigo!

La parte positiva, siempre lo digo, es que las ganancias van directamente para el autor. Eso a muchos sí les importa, y es normal, aunque por lo que yo sé la mayoría prefiere hacerlo porque no se les publica en editoriales (y ya no te digo ni grandes, ni medianas, ni pequeñas… en ninguna) y quieren publicar a toda costa, algunos porque creen en sí mismos y saben que no les han dado una oportunidad que seguramente merecen, y otros simplemente por ego, aunque lo hagan fatal.

En todo caso libro físico y ebook son primos hermanos, y el que el segundo forme parte de la evolución no significa que sea mejor, simplemente es distinto. A mí que no me quiten el libro físico.

 

Teresa Dovalpage: A mí tampoco. ¡No hay como el olor de la tinta! Muchas gracias por esa explicación. Últimamente he leído mucho sobre este tema, tanto a favor como en contra y tus argumentos son muy válidos. La corrección, ese otro par de ojos (al menos otro par) es fundamental. Volviendo a tu portal y con respecto a los “bocados literarios” (apetitosísimos) ¿siempre los haces en personas o utilizas Skype?

Aquí ahay uno con Amalia Lafuente sobre Terapia de riesgo

Anika Lillo: Los bocados literarios son minientrevistas de apenas dos preguntas que se basan en lo que queremos saber los lectores cuando vamos a comprar un libro: qué cuenta ese libro y por qué nos gustará. Como son tan cortitas son atractivas, pero lo son mucho más porque son en vídeo, por eso siempre las hago en persona. Además es algo exclusivo mío, sólo las hago yo y en Valencia. Me gusta promocionar mi tierra, me gusta quererla y darle algo mío, y esta es, en parte, mi forma de darle las gracias porque me encanta vivir aquí (por el clima, a los políticos los detesto). La otra es hacer aquí también la kdd (encuentro) oficial de Anika Entre Libros una vez al año durante la feria del libro de Valencia. En fin, que sólo vídeo en persona, y en exclusiva, y hasta ahora se ha cumplido lo de “en mi ciudad”.

 

Teresa Dovalpage: Lindo homenaje a tu tierra, y que lo sigas haciendo tan bien. Pero hacer entrevistas en persona, por cortitas que sean, lleva tiempo (salir de la casa, llegar al lugar, encontrarte con el entrevistado…) Y esto me lleva a la última pregunta: dime algo sobre el manejo del tiempo…¿ cómo te las arreglas para hacer tantas cosas a la vez?

 

Anika Lillo: ¡Ay, Teresita! Si yo soy la primera que me vuelvo loca con eso. Ahora mismo es sábado, y mientras te contesto acabo de recordar que tengo que tender una lavadora y poner otra para aprovechar el buen tiempo. Y eso después de haberme pasado una mañana absolutamente loca con el reparto de libros y el tiempo que debo quitarme para hacer la comida (y comer, aunque en eso apenas ocupo tiempo) y recoger, y una extensa llamada telefónica que he atendido hasta hace unos minutos (porque era mi hermana, que si no ni loca iba a estar yo colgada del auricular, no me gusta nada hablar por teléfono).

 

Eso sí, no sé por qué regla de tres, hay días que me cunden de una forma extraordinaria, y otros que tengo la impresión de haber perdido muchísimo tiempo. Dicen que el tiempo es flexible y yo creo que sí, que debe estar en nuestra imaginación porque no tiene sentido que haciendo siempre lo mismo a veces puedas con todo y otras mires el reloj y digas “¡Ay, no, esto no puede ser! ¿ya es esta hora? Si no he hecho casi nada!”

Te confieso que hoy es de esos días que me cunden. La mañana ha sido productiva, me ha dado tiempo incluso a leer, ahora mismo te dejo para irme con mis lavadoras, entre otras cosas he contestado a tu entrevista y aún no son las seis de la tarde así que me queda mucho tiempo para hacer más cosas. Aunque quien sabe… igual debería hacer ya el vago un buen rato.

 

Teresa Dovalpage: No te imagino haciendo el vago ni por medio minuto…Muchas gracias, Anika, por esta entrevista y por todo lo que has compartido. Un abrazo grande desde Taos y espero que nos conozcamos en persona, en tu Valencia, muy pronto.

Anika entre libros