Priscilia, mi primera mascota

dovalpageT0003

Fue la primera mascota que tuve, una perrita mezcla de Chihuahua y quién sabe qué más, regordeta, tímida y asustadiza. Cuando la celebraban, se orinaba de la alegría, o tal vez de la vergüenza. Vivió dieciocho años. En el 92 se marchó al paraíso canino y todavía la extraño.

Más allá de la voz: un taller magistral con Antonio Rocha

Antonio Rocha
Originalmente publicada en Taos News, El Crepúsculo
El sábado 25 de octubre, como parte del Festival de Cuenta Cuentos que SOMOS organiza todos los años, se ofreció un taller de expresión en TCA, dirigido por el popular actor, cuenta cuentos y mimo brasileño Antonio Rocha.
Rocha estudió con Tony Montanaro, se graduó con honores con una licenciatura en teatro por la Universidad del Sur de Maine y tomó clases con Marcel Marceau. Sus actuaciones lo han llevado por todo el mundo, desde Singapur hasta Holanda.
Al comentar el taller, el maestro pidió a los asistentes que nos presentásemos y explicásemos brevemente por qué estábamos allí.
Algunos de los presentes trabajan con niños y querían comunicarse mejor con ellos y transmitirles nuevas técnicas.
“Vengo a recoger gemas de sabiduría,” dijo Cisco Guevara, también uno de los cuenta cuentos que actuaría aquella noche, junto con Rocha, durante el Festival. “Siempre encuentro muchas gemas cuando asisto a un taller.”
Otros asistentes, como la kinesióloga Margaret Hansen, habían hecho representaciones de sus propios monólogos y esperaban ampliar sus conocimientos de actuación.
La voz del cuerpo
El lenguaje corporal transmite más del 70 por ciento de la comunicación. Por eso, uno de los primeros temas que se trataron en el taller fue la postura: comenzamos con la diferencia entre un introvertido y un extrovertido.
Los pies hacia adentro y la cabeza gacha son marcas seguras de timidez, mientras que las piernas separadas y el rostro alzado indican seguridad en uno mismo.
No hace falta aspirar a ser actor para aprovechar la lección.
Hablamos también de cómo representar a una persona de edad avanzada. ¡No necesariamente con un bastón, por cierto!
“Un joven que haya sufrido un accidente puede necesitar un bastón y esto no lo hace necesariamente aviejado,” dijo Rocha. “Conviene alejarse de los estereotipos.”
Lo mismo pasa con la espalda encorvada.
“Conozco muchas personas mayores que andan bien derechitas,” dijo.
Las personas mayores, eso sí, tienen menos fluidez en sus movimientos que los más jóvenes.
“Los jóvenes se apoyan en los dedos de los pies, están listos para correr por el mundo,” explicó. “Pero los viejos se apoyan en los talones, pues han visto mucho y reconocen el camino que han transitado ya. El ansia de saber se contrasta con la sabiduría del conocimiento adquirido.”
Esto no fue sólo una lección de actuación, sino también de vida.
Hacer visible lo invisible
Algo fundamental que aprendimos en el taller fue la importancia de la observación. Si se trata de representar a un animal es escena, Rocha sugirió que tomásemos al menos tres características de dicho animal y tratásemos de reproducirlas.
Por ejemplo, si el animal a imitar era un mono, sugirió que nos concentrásemos en las piernas arqueadas, la espalda recta y los brazos moviéndose cual si tuvieran vida propia.
Una de las partes más divertidas de la sesión fue imitar a un simio dando saltitos por la escena.
“No pierdan al mono,” nos decía, cuando alguien hacía movimientos demasiado cercanos a lo humano. “Sean honestos con él, con la representación de él que están llevando a escena.”
El maestro señaló que lo más importante es plantar en la mente de los espectadores “la semilla” del mono.
“Esto no es un show de Broadway,” nos dijo. “Aquí no vale ponerse un disfraz de orangután ni andar por el escenario moviendo una cola postiza. Lo que queremos es que la audiencia vea el mono en su mente, en lugar de ponérselo delante de los ojos. Un mimo, o un cuenta cuentos, hace visible lo invisible.”
De esa forma, la historia en la que el mono es personaje (o cualquier historia que se represente) toma vida propia y permanece por años en la memoria de los espectadores.
A fin de cuenta, se trata de su propio cuento, diferente y único para cada uno, que ellos mismos han ayudado a crear con su imaginación.
El poder de la mirada
“La acción sucede donde el actor pone los ojos,” fue otra de la gemas, como diría el señor Guevara, que recibimos ese día.
No es necesario mirar al público directamente, nos advirtió Rocha, pero sí conviene tener presente adónde se dirigen las pupilas, que actúan como reflectores para la atención del espectador.
Cerrando con broche de oro
El final del taller consistió en que uno de los asistentes subiera al escenario para contarnos una historia.
Después de verlo en acción, Rocha le ofreció sugerencias útiles, no sólo para él, sino para el resto de la clase. Nuestro compañero de taller (lamentablemente no tengo el nombre) fue un valiente al acceder a pasar por la experiencia.
Todos los participantes nos marchamos con la seguridad de haber aprendido algo nuevo ese día.
“Fue divertido, relajante y sobre todo, muy informativo,” dijo Jonell Mills, que es originalmente de Nueva Zelandia y trabaja como masajista y especialista en comunicación no violenta. “Ha sido fenomenal trabajar con Rocha y ojalá que podamos repetir el taller con él o tomar otro.”
“Siempre quise venir a Taos”
Rocha admite que desde hacía mucho tiempo deseaba venir a Taos y visitar el Pueblo. Eso fue justo lo que hizo durante este viaje.
“También vi las earthships y tuve la gran suerte de hacer un viaje en globo,” me dijo. “Fui como voluntario al Balloon Rally y el presidente de la Asociación de Globos de Albuquerque, Mike Rice, me invitó a subir a uno. Le estoy muy agradecido pues fue una experiencia maravillosa. Le mando mis saludos a toda la comunidad de Taos.”
Para saber más sobre Antonio Rocha, visite su sitio en la red http://www.storyinmotion.com

El Difunto Fidel, edición Kindle

Difunto cover2

Esta novela, ganadora del V Premio Rincón de la Victoria, se publicó por la Editorial Iduna en Miami en noviembre de 2010 y por la Editorial Renacimiento en Sevilla en 2011. La presente es su primera edición digital.

Disponible aquí en Amazon

Una viuda desconsolada y una sex-secretaria acuden a la misma espiritista en busca de respuestas. ¿Se suicidó Philip Carballo o tuvo un accidente en el Express Way? ¿Y quién es, realmente, este señor Carballo, más conocido en su tierra natal como el compañero Fidel? ¿Cómo llegó de La Habana a Miami, del ómnibus al Lexus?

“Vale la pena leer El difunto Fidel, la más reciente novela de una de las autoras cubanas —entiéndase cubanas en el exilio y en Cuba— más destacadas en los años recientes, porque se goza y se aprende… y mucho más, con esta lectura.”
Félix Luis Viera, Cubaencuentro

Si prefiere comprarla en papel, el enlace está aquí
Difuntopaper

http://www.amazon.com/El-difunto-Fidel-Teresa-Dovalpage/dp/8484724751

Celebrando el Día de los Muertos

Originalmente publicado en Taos News, El Crepúsculo
Pan de muertos 006
Pan de Muertos, de la panadería Rosita’s
¿Ya sabes cómo vas a celebrar el Día de los Muertos?

Esta es una tradición original de México que incluye visitas al cementerio, altares (erigidos tanto en la casa como en el camposanto y decorados con papel picado, velas y flores de cempasúchil) y hasta música.
La celebración comienza el día primero de noviembre, que está dedicado a los difuntitos niños, y continúa el dos, cuando se honra a las almas de los adultos fallecidos.
En la iglesia católica, esta festividad se conoce como el Día de los Fieles Difuntos.
Las penas con pan son menos
Una parte fundamental de la celebración la constituye la comida. Después de todo, ya conocen el refrán: “las penas con pan son menos.”
Ya que hablamos de pan, no se puede escribir sobre el Día de los Muertos sin mencionar el tradicional pan dulce o pan de muertos, que se hornea en formas diferentes (calaveras, esqueletitos o huesos) y que es una de las comidas típicas de la festividad.
Otros platillos tradicionales de ese día son el mole, las frutas, el chocolate caliente y, por supuesto, cualquier golosina que los fallecidos gustaban de comer en vida.
No siempre es fácil de conseguir pan dulce en Taos, pero el Día de los Muertos se le encuentra sin falta en la tienda y panadería mexicana Rosita’s, que queda al lado de Guadalajara Grill, en el Paseo del Pueblo Sur.
“Tendremos pan dulce a partir del miércoles 29 en adelante,” me dijo el administrador Juan Sánchez. “Los habrá de diferentes tamaños, regulares y medianos. Todos son deliciosos, y más aún si se los come con una taza de chocolate bien caliente, de la marca Abuelita.”
Al igual que los demás alimentos, el pan se deja en el altar como una ofrenda a los espíritus que nos visitan. Pero también es para que se lo coman los vivos.
Como dice el señor Sánchez, los difuntos disfrutan la esencia de las ofrendas, por eso se colocan algunos panes en el altar, pero los vivos se comen los otros.
Debe haber pan de muertos para todos.
Cómo se prepara un altar
Altar de Taos Inn
Cristina García es la propietaria de Coyote Moon, una tienda de artesanías que queda en John Dunn Shops.
Todos los años ella y su esposo, Luis García, hacen un altar en la tienda. También tienen uno personal en su casa.
El altar se decora con velas, fotos de los familiares que han fallecido y recuerdos de ellos, que pueden ser alimentos, como se mencionaba antes, u objetos personales.
La señora García ha incluido fotos de su padre, Pedro Portillo, y de su suegro, Cecilio García.
En la tienda Coyote Moon se venden catrinas de México, cruces, cerámica y joyería hecha a mano, todo inspirado en el Día de los Muertos.
“También tenemos moldes de plástico para hacer calaveras de azúcar,” dijo la señora García. “Este es un tipo de mercancía que vendo solamente durante el Día de los Muertos. Los moldes se pueden usar varias veces y son muy fáciles de emplear.”
Ella también puede explicar el significado de cada ofrenda que se coloca en el altar. El agua, por ejemplo, significa tanto la pureza como el líquido que calma la sed de las almas, que llegan cansadas de su largo viaje desde el Más Allá.
Por otra parte, las velas son para guiarlos en su camino de regreso.
Durante los primeros días de noviembre, la señora García tendrá pan dulce y fruta en su tienda para compartirlos con quienes vengan a visitar su altar.
Dos tradiciones muy distintas
Aunque a primera vista se parecen, y además se celebran en fechas cercanas, Halloween y el Día de los Muertos son tradiciones diferentes.
Erlinda Maestas comienza a preparar su altar personal en la última semana de octubre. Ella les da con mucho gusto caramelos a los niños que vienen a llamar a su puerta el día de Halloween, pero señala que la actitud hacia la muerte es muy distinta en las dos celebraciones.
“Originalmente, la idea de Halloween era hacer que la gente le tuviera miedo a la muerte,” me explicó. “Pero el Día de los Muertos se basa en los recuerdos que mantenemos de los seres queridos, y en particular de sus vidas. No es algo “spooky” (espeluznante) sino agradable y que invita a la reflexión.”
El altar en Guadalajara Grill
Otro altar se instalará en el Guadalajara Grill del sur.
“Éste es el segundo año que lo ponemos,” me dijo el administrador Ignacio Solís. “Hicimos otro en noviembre pasado y a la gente le gustó mucho. También fue muy bueno para nuestra familia. Con él celebramos la memoria de nuestro hermano Federico Solís y le pondremos su comida favorita, que eran pozole y burritos. Además honramos a nuestra madre Elisa Solís, colocando en el altar un rebozo que le gustaba usar y un plato que ella siempre pedía, calabacitas.”
El altar de la comunidad en Taos Inn
George y Beverly Chacón invitan a la comunidad a recordar a sus seres queridos con el altar que están haciendo en Taos Inn.
Durante veintiséis años la familia Chacón ha estado celebrando el Día de los Muertos (que coincide con el cumpleaños del señor Chacón) con un altar comunitario. Este año el altar está dedicado a las víctimas de violencia doméstica.
La celebración como tal será en la tarde del dos de noviembre, pero los que deseen pueden llevar las fotos y los nombres de sus seres queridos antes de ese día.
“Comenzaremos con un toque de tambor cubano estilo batá a las 6:30p.m.,” dice el señor Chacón. “Después conversaremos sobre el origen de esta festividad y cómo se practica aquí y en otros lugares. Y al final tendremos más música con Mariachi Teotihuacán.”
Taos Inn servirá gratis chocolate caliente y pan dulce a los asistentes.

Mi tesis doctoral

Como me estoy divirtiendo muchísimo con este asunto de los eBooks, he creado uno con mi tesis doctoral
“De señora casera a jinetera: imágenes de la mujer en la narrativa cubana masculina del siglo XX y principios del XXI”

Disponible aquí en Amazon

Jinecover2

No se imaginen cosas por la portada. De veras, es una tesis doctoral.

Danzas tradicionales de Nuevo México: Un libro bilingüe

Traditional dances from New Mexico: A bilingual book
Danzas tradicionales de Nuevo México: Un libro bilingüe

Otro libro para niños, resultado de mi trabajo con el Distrito Escolar de Taos, disponible en Amazon
Dances cover

Entrevista con Ani Palacios McBride, autora y editora

ani_palacios_color_cropped

Ani Palacios es comunicadora. Nació y se crio en Lima, Perú. Estudió comunicaciones y periodismo en la Universidad de Piura y en la Universidad de Lima. Llegó a Estados Unidos en 1988 y trabajó en diversas organizaciones en periodismo, mercadeo y relaciones públicas. Dirige Contacto Latino y Pukiyari Editores. Ha obtenido el reconocimiento de la crítica literaria de los Estados Unidos ganando múltiples International Latino Book Awards, incluidos 2010 con “Nos vemos en Purgatorio” (Alfaguara), 2011 con “Plumbago Torres y el sueño americano” (Alfaguara), y 2014 con la novela de inspiración espiritual, “99 Amaneceres” (Pukiyari Editores). “Noche de penas es su última novela publicada (Pukiyari Editores, 2014). Preside la Sociedad de Escritores de Columbus (Ohio, Estados Unidos). Ha presentado en conferencias universitarias y ferias del libro. A través de Contacto Latino lleva a cabo anualmente dos concursos literarios internacionales.

Editorial: Pukiyari
Página web de la editorial: http://pukiyari.com/
País: Estados Unidos
Contacto: En la propia página, http://pukiyari.com/contacto/

Teresa Dovalpage: ¿Por qué decidiste convertirte en editora? ¿Cuáles son las mayores alegrías y los riesgos más grandes en esta profesión?

Ani Palacios: Decidí convertirme en editora a los pocos años de entrar en el mundo de la literatura. Mi primera novela fue auto-publicada y, luego de ganarle a Paulo Coelho en un concurso internacional, fue publicada por Grupo Editorial Santillana, bajo el sello Alfaguara. Tengo el orgullo de decir que mis dos primeras novelas, “Nos vemos en Purgatorio” y “Plumbago Torres y el sueño americano”, están hoy publicadas por Random House Mondadori/Alfaguara. Con estas experiencias tuve la oportunidad de darme cuenta que faltaba, sobre todo en el área de literatura en español en Estados Unidos, una empresa que tomara lo mejor de ser independiente y lo mejor de la editorial tradicional y lo combinara en una compañía en donde el autor es número uno y todo lo que se ofrece está planteado desde el punto de vista del escritor: ¿por qué no, en lugar de ceder tu obra por diez años y por solamente diez por ciento de regalías, recibes el mismo o mejor tratamiento que daría una editorial tradicional, pagas solamente por los servicios que necesitas y recuperas tu inversión luego de vender cien o doscientos libros… y luego estás libre y en control de tu obra y de cómo y en donde se distribuye, en que eventos participas y con quien te entrevistas? En el instante en que empecé a rumiar esas ideas, el universo me regaló mis primeros dos clientes.

Una de las cosas maravillosas de esta profesión es ayudar a dar a luz la obra de tantos autores… La mayoría de los escritores que conforman nuestra clientela son primerizos en el mundo de la publicación y en el mundo de los autores independientes. Mi labor es de profesora, entrenadora, madre y madrina. He publicado libros de octogenarios y de adolescentes. Hablo todos los días con autores en todo el planeta. Los ayudo a tomar buenas decisiones basadas en la realidad. Muchos regresan con nuevos libros cada año porque luego de darse de cabezazos contra las paredes de las editoriales tradicionales, o de pagar demasiado por nada con las compañías de auto-publicación, encuentran en Pukiyari Editores no solamente los servicios que necesitan para lanzarse al ruedo, a un precio tres veces menor que el de otras empresas; pero, mucho más importante, una compañía que los escucha y los trata como personas.

El reto más grande es convencer a un escritor que pagar por corregir su texto profesionalmente, diseñar sus interiores y portada con artistas gráficos y publicarlo con nosotros de manera independiente puede ser hasta más lucrativo e interesante que publicar con una editorial tradicional. Cuando tenemos la oportunidad de plantear la oportunidad que significa tener control sobre tu obra, sobre el mercadeo, el precio de venta y la promoción, cuando les decimos cuántos ejemplares necesitan vender para recuperar su inversión, ahí es que ven la luz.

Nosotros no somos una compañía de auto publicación que cobra un brazo y una pierna para colocar un manuscrito no leído en un diseño igual al del vecino. No. Nosotros representamos el futuro: lo mejor de una editorial tradicional con lo mejor de ser autor independiente. Siempre pensando en qué conviene desde el punto de vista del escritor.

Obviamente el riesgo más grande es el del ingreso. Yo dejé un trabajo muy bien remunerado para hacer esto y hay días en que me es difícil… pero otros, el día en que lanzamos un libro nuevo por ejemplo, en que siento que vale la pena. Soy una idealista, ¿qué le voy a hacer?

Teresa Dovalpage: Pues seguir siendo idealista y haciendo tan buen trabajo como el que haces ahora. El sitio en la red de la editorial es muy profesional y estoy segura de que los autores aprecian el esfuerzo por promoverlos. Ahora, eres escritora y editora a la vez, ¿cómo compaginas las dos carreras?

Ani Palacios: Creo que es la combinación perfecta. Probablemente hoy en día soy más editora que escritora, pero sigo publicando por lo menos dos obras mías cada año. Puedo dedicarme a lo mío en las épocas de “vacas flacas” o cuando el bicho creativo no me deja en paz. Te diré, eso sí, que cuando escribo lo mío me gusta estar “a dieta” de lo de otros, lo cual puede ser un gran reto.

Teresa Dovalpage: Sí, no se puede olvidar la producción personal. ¿Y de qué trata tu novela “Noche de Penas”?

Ani Palacios: “Noche de Penas” pertenece a un conjunto de novelas que escribí dentro de la temática que yo llamó de “búsqueda” (“99 Amaneceres” se publicó en el 2013 y “El último clóset” saldrá en el 2015). Todos tenemos deseos, una “sed” que nos consume, de paz, de libertad, de salvación, de atención… Para algunos, aquellas aspiraciones ofrecen una guía, un compás que los mantiene en buen camino. Para otros, las fuerzas que los mueven pueden convertirse en las mismas que los aniquilan. Todos empezamos en el mismo lugar y terminamos en destinos muy diferentes. ¿Alguna vez te has preguntado por qué? Esta es la premisa de “Noche de Penas” (Pukiyari Editores, 2014), una novela de exploración de lo humano a través de cuatro mujeres: Con la ayuda de una sanadora, cuatro desconocidas enfrentan, en una noche en el desierto, visiones de pasado, presente y futuro durante una inusual ceremonia de Temazcal. La oportunidad de ver sus vidas en perfecto detalle cambiará sus perspectivas para siempre.

Los personajes de “Noche de Penas”, mujeres de diversas nacionalidades y clases sociales, nos muestran a través de sus historias personales mundos subalternos, tales como la vida de los marginales de la calle en el contexto paradisiaco de Hawái, el confuso mundo de una mujer maltratada psicológica y sexualmente por su marido, la historia de una mujer cuyo siniestro padre suministra armas a tiranos, y el nacimiento de una conducta cruel por parte de una persona a quien nunca se le dio suficiente afecto, llevándonos también a los posibles desenlaces y demostrando que no importa en dónde nos encontremos, siempre es posible cambiar de rumbo.

Además de la dificultad de manejar personajes y lugares que pasan por diversos países de nuestra Latino América y Estados Unidos, en diferentes tiempos y voces, lo cual en sí es un reto para un autor, “Noche de Penas” me obligó también a reflexionar acerca de las segundas oportunidades, acerca de las razones por las que algunas personas terminan siendo buenas, sin importar cuánto hayan sufrido, y otras se van hacia el lado de la maldad, aun cuando podrían haber sido redimidas.

“Noche de Penas” se encuentra a la venta en Amazon en papel y digital.

Teresa Dovalpage: El Concurso Internacional de Novela Contacto Latino acaba de comenzar. Aquí están las bases. ¿Cuál es el objetivo del concurso y qué esperan descubrir con él?

Ani Palacios: Este es nuestro tercer año con este concurso y cada vez la convocatoria llega más lejos. Se está haciendo un sitio en el panorama de concursos serios. Nuestro objetivo desde el inicio fue descubrir nuevos talentos y presentarlos al mundo. Con el título de ganador, y con un manuscrito pulido, que es parte del premio, pueden ir a una editorial y les harán caso. También pueden simplemente gozar del premio, que es la publicación del libro con Pukiyari Editores, para luego mantener control completo de su obra mientras disfrutan de sus regalías.

Teresa Dovalpage: Sobre la labor de la editorial ¿qué tipo de servicios ofrecen?

Ani Palacios: La promesa de Pukiyari: Mantén el control sobre tu obra, retén cien por ciento de regalías, obtén un libro del cual estarás orgulloso, distribuye a través del mundo.

Nosotros tratamos al manuscrito tal y como una editorial lo trataría. Nuestros servicios incluyen corrección editorial y de estilo, escritura y re-escritura, maquetación personalizada de interiores y portada, asignación de número ISBN, inscripción en el catálogo internacional Books in Print y en la oficina de derechos de autor en Estados Unidos, asesoría para inscribir el libro en la oficina de derechos de autor del país del autor, colocación en Amazon y en otros servicios que le convengan para producción y distribución en papel y digital a través de muchísimas redes internacionales, libros al descontado para el autor, asesoría para conseguir una imprenta local si el autor está fuera de Estados Unidos o Europa, asesoría para el mercadeo, página web, promoción de la obra. Aparte de lo que el autor nos paga a nosotros (la tercera parte de lo que otros cobran por mucho menos servicios), no tiene que comprar inventario ni firmar contratos que le quiten control sobre su obra. Toda la impresión se hace a demanda, lo cual significa que si alguna vez quiere realizar cambios a su libro, lo puede hacer.

Incluso si un autor no quiere publicar todavía, pero quiere enviar su manuscrito a un concurso, le podemos ofrecer la corrección por sí sola. O si un escritor desea saber más acerca del proceso de escribir o publicar, o quiere aprender cómo editar con nosotros, ofrecemos sesiones individualizadas de asesoría vía Internet.

Queremos llegar a ser la empresa de servicios editoriales que ofrece todo lo que el autor puede necesitar. Tomarle de la mano y llevarlo por todo el proceso con los ojos abiertos.

Teresa Dovalpage: ¡Con los ojos abiertos! Me gusta eso, porque hay tantos que tratan de ponernos una venda en los ojos…y un bozal en la boca. ¿Aceptan manuscritos tanto en inglés como en español?

Ani Palacios: Sí. En cualquiera de los dos idiomas. Hemos publicado libros bilingües también.

Teresa Dovalpage: Excelente. Porque necesitamos más. ¿Qué consejos les darías a los autores noveles que están buscándole un hogar a sus manuscritos?

Ani Palacios: Como humanos, tenemos que pasar por las experiencias para poder llegar a nuestras propias conclusiones. Muchos todavía tienen la mentalidad de que son tan buenos, que alguien los “descubrirá”. La realidad es que las editoriales tienen manuscritos en cantidades navegables y solamente publican un diez por ciento de lo que reciben, por lo general de autores conocidos o si piensan que podrán sacarle el jugo a la obra (cada una de mis novelas pasó por dos años de espera y fueron publicadas luego de ganar un premio).

Por eso aliento a todos a tratar con una editorial tradicional, a enviar sus manuscritos a concursos, a buscar a un agente, a mirar lo que cobran las compañías de publicación para independientes… Y luego de intentar por todas esas rutas, que me busquen, o que hablen con alguien como yo, que no esté únicamente para lucrar de su frustración pero que les pueda mostrar un panorama totalmente diferente, y mucho más alegre, y que trabaje con ellos para publicar un libro del cual se sientan orgullosos.

Teresa Dovalpage: Muchísimas gracias, Ani, por aceptar esta entrevista. Y a ver cuándo me haces una visita en Taos…¡la ciudad es una fuente de inspiración!

Entrevista en video con Lorena Mora-Mowty aquí

Para comprar Te veré en el clímax y otros relatos pecaminosos (Spanish Edition) vaya a este enlace.
Felicidades a todos los autores.